Cómo ahorrar en el super

cómo ahorrar en el super

¿Cuánto gastas en el super?, ¿has sentido ese aumento irreal de precios de una quincena a otra? Yo sí. Y es por eso que, hoy más que nunca, es mega importante aprender a ahorrar en el super (o en la despensa en general).

Lo sé, hay muchas recomendaciones obvias, pero en ocasiones nos olvidamos de aplicarlas hasta que vemos el impacto que está generando en nuestras finanzas. Así que, si tú quieres ahorrarte una lana, sigue estas recomendaciones al pie de la letra.

Recomendaciones para ahorrar en el super

1. Haz una lista.

Es el paso número uno y el más determinante. Acostúmbrate a hacer una lista con forme vayas necesitando cosas, así no llegará a improvisar y, por lo tanto, comprando algo que en realidad no te faltaba.

2. No lleves dinero extra.

Procura tener un presupuesto estimado y deja las tarjetas de crédito en casa, sentir que traes de sobra es una gran tentación para comprar de más. Una vez más, apégate a la lista y ve sumando si es que a ti te funciona es para saber a ciencia cierta cuánto vas a pagar en caja.

3. Deja el carrito y toma una canasta

Está comprobado que el tamaño del carrito del super es más grande de lo necesario, por ello, llenarlo se siente casi como una obligación o reto; por el contrario, si tomas la canasta te limitarás a llenarla con solo lo necesario.

4. Doble check

Antes de pagar tómate unos minutos para volver a revisar lo que elegiste y empieza a sacar lo que consideres que no necesitas, te apuesto que disminuirás al menos $200 pesos con esto. Y no digas “equis, son $200”, porque una de las acciones que te llevarán a gastar inteligentemente es conociendo el valor real del dinero, nada es poco,

5. Ve sin hambre

Nunca hagas el super si tienes hambre, comprarás de todo y lo peor es que tu carrito estará lleno de botanas, dulces, etc. Nada que resulte útil o saludable. Si quieres matar el antojo, haz uso de las pruebas que siempre hay en salchichonería y listo.

6. Compara

Estamos muy acostumbradas a casarnos con ciertas marcas o a dejarnos llevar por lo que vemos en la publicidad, pero siempre tómate el tiempo de comparar. Hay productos que son exactamente iguales, pero uno es más caro que otros por el nombre de su marca. Lee las etiquetas, compara todo. Recuerda que en los estantes de abajo está lo más barato.

Y, ojo, no solo compares los precios dentro de la misma tienda, ya sé que muchas solemos ir a la misma, pero quizá valga la pena que te tomes el tiempo de investigar como andan las cosas en otras.

7. Revisa precios.

Aunque estés acostumbrada a comprar siempre lo mismo, pasa que sube cañón de precio de un mes a otro, así que hazte de la buena costumbre de leer la etiqueta del precio cada que lo adquieras, porque sin darte cuenta, estarás pagando $5 más por el shampoo, más los $3 extra de la pasta de dientes y así con más productos. Si tienes claro el precio al que estás acostumbrada a pagarlo sabrás en qué momento debes considerar cambiar de marca.

8. Gana puntos

Los supermercados ya cuentan con una tarjeta de puntos por cada compra te abonarán cierto porcentaje a tu tarjeta, misma que podrás usar para futuras compras o cambiarlos por artículos de promoción. Tramítala, no te cuesta nada y de poco a poco podrás ganar algo.

9. Compra en tienditas

Si tienes la posibilidad de comprar algunos artículos en tienditas hazlo. Además de que es muy probable que encuentres precios más bajos, estarás ayudando al comercio local. Lo mismo con verdulerías, carnicerías, etc.

10. No caigas en la tentación de las grandes ofertas

Te juro que muy pocas veces funcionan, mucho menos para personas que viven solas. Checa muy bien el precio del producto por sí solo, pues en ofertas los inflan cañón para no perder nada. Si no necesitas 3 paquetes de 12 rollos de papel higiénico, no los compres, menos si no has verificado que la oferta realmente vale la pena.

También leer: Qué comprar en Amazon para tu Depa de Soltera

Vivir solas y ser económicamente independientes también requiere inteligencia a la hora de comprar, comparar precios, cambiar de marcas e incluso leer etiquetas, son acciones que deberían ser parte de nuestros hábitos de consumo y no únicamente con intención de ahorro. Siempre, comprar inteligentemente y gastar con conciencia va a ser una estrategia que te permita darle el mejor rendimiento a tu dinero.

Por cierto, ¿sabías que en Amazon puedes hacer tu despensa pagando con tarjeta de vales? Y, como dato adicional, me he dado cuenta que mucho ahí es considerablemente más barato. Aunque claro, la gran desventaja es que puede ser que un solo pedido te llegue en partes y, entonces, generes más basura.

Quizá quieras leer: Cómo lograr estabilidad económica

TE DEJO MIS REDES SOCIALES, ¡SÍGUEME!

INSTAGRAM: @miqueridafab

FACEBOOK: @depadesoltera

Suscríbete a Pequeña Necesidad el Podcast en YouTube y Spotify.

Recibe el Newsletter de Depa de Soltera

Foto de Tara Clark en Unsplash

Deja una respuesta