Independizarse aunque los papás se queden solos…

Independizarse aunque los papás se queden solos

Y sí, leer el título nos puede hacer sentir el corazón pasita, pero la realidad es que es un tema que resulta conflictivo para muchas, la pregunta es: ¿por qué nos sentimos mal al independizarnos si no estamos haciendo nada malo? o, peor aún, ¿por qué muchos papás aún se molestan al saber que sus hijxs planean salirse de casa y vivir por su cuenta?

Hablemos de esa segunda pregunta, situación que vuelve a uno de los proceso más importantes de la vida en una situación agridulce.

Anteriormente les había hablado un poco sobre esto si se lo perdieron pueden leerlo aquí: Independizarte, dejar la casa de tus papás… y explicarles que vas a estar bien.

Para ser honestas con forme vamos creciendo y vemos películas, series, conocemos a otras personas, etc., el panorama de la vida se amplía. O al menos a mí me pasó así. Me rodeé de personas (para empezar mucho mayores que yo) que llevaban un estilo de vida muy muuuy inspirador, viajaban, vivían solas, eran emprendedoras y demás. Y entonces pensé «¡quiero todo eso yo también!»

Y más allá de sonar inspirador, sonaba a que era parte de las experiencias de vida que todos soñamos con vivir, ¿por qué? Porque es parte del crecimiento individual.

Y luego, viene el dilema…

Llega el día en que te sientes lista y con todo y tus dudas, miedo y sacrificios, decides salirte a vivir la vida independiente. Pero resulta que se presentan ciertas situaciones:

1. Chantajes

Escuchas (de las personas que sean) que no deberías hacerlo, que tus papás necesitan de ti, que son mayores y no pueden estar solos, que van a estar muy tristes si los dejas.

Y aunque por mucho que sepamos que es mero chantaje, eso nos lleva a la segunda parte.

2. Culpa

Comienzas a sentir culpa, creyendo que todo eso que escuchas es cierto. Te preguntas si estás portándote egoísta; porque encima de todo, terminas pensando que vas a gastar un dinero que bien podrías «ahorrarte» si te quedas con ellos o, en el mejor de los casos, podrías usarlo en su beneficio.

Sí, aunque sea tu dinero y puedas hacer con él lo que desees.

3. Responsabilidades ¿que no son mías?

¿Qué edad tenías cuando te dijeron que al crecer debías responsabilizarte de tus papás? Posiblemente desde muy chica y, sin darnos cuenta, crecemos con eso en mente, bien adentro del cerebro que se nos queda. Y es quizá este discurso el que nos genera toda la culpa, si lo pensamos bien.

¿Quedarnos con ellos es quedarnos con ellos siempre?

Si así lo deseas sí. Si no es tu plan, irte también es correcto.

¿Saben a mí que me conflictua? que este dilema se da únicamente cuando alguien (en este caso hablando de mujeres) se quiere independizar. Porque si el caso se tratara de estar en pareja, casarse e irse a vivir con él, dudo mucho que todo este chantaje sucediera. ¿Piensan ustedes lo mismo?

No tengo un estudio, ni una encuesta, ni números que avalen lo que pienso, pero lo que he visto en otras historias, ha sido así así.

Entonces, ¿me voy?

Para todo esto hay una respuesta bien fácil y quizá la que más incomoda: es tu vida, tú decides como vivirla.

Así como tu mamá en su momento tomo sus decisiones y eligió como vivir, tú tienes toda la libertad y el derecho de hacer lo mismo, con todas las diferencias que haya entre lo que tú quieres y lo que ella espera.

Aquí lo único y realmente importante es cumplir tus deseos, sentirte bien con lo que hagas.

Si quedarte con ellos te hace feliz y es realmente lo que quieres hazlo. Nadie tampoco te va a juzgar por eso.

Hay que crecer…

Yo siempre pongo de ejemplo esto: imagina que tus papás te enseñan a gatear, para luego ayudarte a empezar a caminar y de pronto, cuando sabes como correr ¡te detienen! Te dicen que está mal, que no debes y que lo correcto es quedarte sentada. ¿Pooooor? ¿Tanto esfuerzo por aprender para qué entonces sea malo?

Crecer es muchas veces alejarse, verse menos, cambiarse de casa, de estado o de país, pero eso nunca va a cambiar lo que son. No significa que no los quieras más o que no los vas a ayudar y cuidarlos también, como ellos no lo dejarán de hacer contigo.

La independencia de los hijos también es la de los papás, también representa una oportunidad para tener más espacio, tiempo e incluso dinero para ellos. Quizá al principio sea difícil, pero va a pasar.

Acá también les dejo un poco más esperando les sirva leerlo. «Me siento culpable por irme de casa de mis papás»

No olvides contarme tu experiencia o compartir algún consejo o recomendación para alguien quien pueda estar viviendo una situación similar.

¡Nos leemos en mis redes sociales!

TE DEJO MIS REDES SOCIALES, ¡SÍGUEME!

INSTAGRAM: @miqueridafab y @depadesolteraelblog

FACEBOOK: @depadesoltera

TWITTER: @depadesoltera

Suscríbete aquí a Depa de Soltera

FOTO: averie woodard en Unsplash

Deja una respuesta