Generación boomerang: cuando la única opción es regresar a casa de tus papás

generación boomerang depa de soltera

Recién leí este término: generación boomerang, concepto que se refiere a los hijos que regresan a vivir a casa de sus papás y me puse a pensar en cómo escribirles sobre este tema tan importante. Así que me fui a hacerles una encuesta en Instagram y preguntarles en Facebook. Sucedió lo siguiente:

A la pregunta ¿Ustedes se han tenido que regresar a casa de sus papás? respondieron 697 personas (99% mujeres), los resultados fueron:

  • Sí, 44%
  • No, 56%

Y esto, considero, es una muestra bastante relevante, pues en mi investigación previa que se basó en prácticamente leer los pocos artículos que encontré en Google, encontré que solo una tercera parte de aquellos que ya se habían independizado regresaban; sin embargo, la encuesta hecha en Instagram demostró que ¡casi la mitad lo ha hecho!

La segunda pregunta fue: ¿Por qué regresaste?

Aquí las respuestas fueron abiertas y las razones generalmente escritas, de mayor a menor, son:

1. Me quedé sin trabajo.

2. No me alcanzaba el dinero.

3. Para ahorrar.

4. Problemas de salud (propios o de los papás)

5. Divorcio/separación o problemas con roomies.

Entre las respuestas también aparecieron: el fallecimiento de alguno de los padres, por la cercanía al nuevo trabajo, ayuda económica para los papás, solicitud repentina del departamento donde actualmente vivían o voluntad propia.

Aumento de la Generación Boomerang… ¿por la pandemia?

Como les contaba arriba, según los datos que había encontrado todo indicaba que una tercera parte regresó porque requería ayuda económica, sin importar que se encontraran trabajando en ese momento.

Sin embargo, para este 2022 hay un punto súper importante a considerar: la pandemia.

Los datos que encontré son del 2019 para atrás, así que tiene todo el sentido que las cifras pasaran de ser un 30% a un 44%. Un aumento bastante relevante.

Si nos enfocamos en las primeras dos razones (desempleo y desestabilidad económica), podemos bien relacionarlas con el tema del COVID-19, una pandemia, que no sólo nos modificó el estilo de vida, vino a terminar con la estabilidad económica de empresas, emprendedores y trabajadores.

El problema de esto es el tiempo que puede llevar volver a encontrar esa independencia financiera que un trabajo relativamente seguro y un sueldo promedio, aportaban.

Esto nos lleva a la siguiente pregunta ¿Por cuánto tiempo regresaste a casa de tus papás?:

  • 1 año, 37%
  • No me he vuelto a independizar, 35%

La tercera parte restante se divide entre 1 a 3 años (22%) o más de 5 años (6%).

Es súper contrastante cómo la mayoría se divide entre aquellos que estuvieron por un periodo corto y quienes no han podido hacerlo o decidieron no volverlo a hacer.

¿Qué hacer para no regresar a vivir con tus papás?

Ser parte de la generación que llaman boomerang no tiene nada de malo; sin embargo, las personas que regresan a voluntad son muchísimas muy pocas, por lo tanto, la mayoría, de poder elegir, preferiría no haber tenido que hacerlo.

Si bien la pandemia fue una situación fuera de nuestro control, es importante rescatar las lecciones que dejó respecto a este tema. Por ejemplo, las medidas que las personas que respondieron la encuesta consideran importantes de ahora en adelante o, las que aplicaron para poder volver a independizarse:

– Ahorrar

– Invertir en una propiedad

– Elegir un mejor trabajo

– Tener diversas fuentes de ingreso

– Administrar mejor el dinero

Como puedes leer, es un tema bastante común y aunque no para todos es lo mejor que les puede pasar, pues su meta de vivir solos no resulta como lo esperaban, es una buena oportunidad para darte cuenta que quizá siempre tendrás un Plan B, una red de apoyo y un lugar seguro a donde acudir cuando todo sale mal.

Anteriormente les había escrito sobre esto, aunque desde un punto de vista muy diferente, uno bastante positivo, creo que también les puede funcionar: “Me regresé a vivir a casa de mis papás”

Si tienes una experiencia que compartir, no dejes de escribirme, pues lo vivido por una es de gran ayuda para otra 🙂

TE DEJO MIS REDES SOCIALES, ¡SÍGUEME!

INSTAGRAM: @miqueridafab

FACEBOOK: @depadesoltera

Suscríbete a Pequeña Necesidad el Podcast en YouTube y Spotify.

Recibe el Newsletter de Depa de Soltera

Foto de Thijs Schouten en Unsplash

Deja una respuesta