Todas mis amigas viven solas menos yo

ya quiero vivir sola

Pensar «Todas tus amigas viven solas menos yo» es convertir esta situación en una competencia y no, no es así. El momento llega distinto para cada una.

Ya sé, es imposible no voltear a ver el avance del de a lado, e inevitable hacer una comparativa con el tuyo. Sí, lo acepto, así pasa con todo y ese es el problema. Vivimos midiendo nuestros logros con el de los demás. Definitivamente, tenemos que empezar por ahí, a deshacernos de esa costumbre (quizá inconsciente) que nos lleva a la frustración continua.

Y, quizá, si lo pensáramos como una motivación más allá de una presión, nos vendría mejor. No siempre es tan sencillo, pero se puede.

Una de las cosas que he disfrutado mucho de este blog es el poder compartir mi crecimiento poco a poco, quienes me siguen de años atrás han podido notar como es que llegue al lugar donde estoy hoy, por cuántos departamentos he pasado, el tiempo que tardé en amueblar y, sobre todo, en amueblar como realmente quería. Para nada fue de la noche a la mañana, me tomó bastante tiempo y mucho trabajo.

Compartir el proceso me hace sentir que puedo inspirar haciéndoles saber que es posible, que si yo pude ustedes también.

Pero detrás de todo lo que ven hay muchísimo que no. Y así con cada una de las personas con las que podrías comparar tu avance. A cada quien le ha tomado su trabajo, su esfuerzo, su tiempo, su dinero, sus lágrimas, etc.

Por eso, sería muy injusto que pienses «todos menos yo», quizá lo mejor sería decir «Pronto sigo yo».

Créeme que a cada quien le llega el momento, parece cliché, pero de una manera u otra la situación se va a dar y te va a empujar a que lo hagas. Hay quienes incluso lo hicieron más obligadas que por deseo, repito, para todas ha sido distinto.

Como ejemplo lee este blog post: «No me independicé, me independizaron»

Compararte o sentirte mal porque tú no, es uno de los pensamientos que más frustraciones causa y que más tristeza te hará sentir. Comienza a entender que tu proceso es distinto, que tu tiempo es otro y que eventualmente lo vas a lograr, solo no por ahora. Sigue planeando, no dejes de fijar tu vista en esa meta.

Esto último es lo realmente importante, el saber que por mucho que pueda llevarte, va a pasar siempre y cuando sigas trabajando por ello, mantener la mente fija en un punto será el mejor recordatorio que tengas, ¡equis si tu bff ya va por el quinto depa!

Y si tus amigas ya están en ese mood de independencia, no dejes de pedirles recomendaciones, que te pasen unos tips, te hablen de su experiencia para que todo sea más fácil en la tuya.

¿Qué puedes hacer mientras?

Precisamente lo anterior, planea. Ve pensando qué necesitas para llegar a ese momento. Por ejemplo:

  • Necesitas liquidar tus deudas
  • Encontrar un trabajo fijo y bien remunerado
  • Ahorrar
  • Ir comprando muebles

Estas situaciones son solo un ejemplo, puede ser que tú dependas de otras cosas para poder emprender el viaje a la vida independiente, quizá aún estés estudiando, quizá tienes un trabajo, pero necesitas uno que te pague mejor. No lo sé. El punto aquí es que anotes, literalmente, cuál sería tu paso a paso personal. No te guíes por el que hicieron otros, haz el tuyo basándote en tu contexto, en tu realidad, en tus posibilidades.

Una vez que lo tengas en papel, te será más sencillo visualizar el proceso y, entonces sí, comienza a hacer un plan. Vale la pena ponerse un tiempo límite, pero este es movible, hay muchas situaciones que no dependen de nostras y nos obligan a hacer modificaciones, es normal. Tú sigue trabajando en lo que realmente dependa de ti.

Eso sí, recuerda siempre ser paciente, amable y comprensiva contigo, estás haciendo lo mejor que puedes. Te prometo que cada día falta menos para que llegue tu momento, prometido. La vista en el balón.

Y no dejes de leer este blog, que seguro te va a servir mucho para cuando dejes la casa de tus papás. ¡Créeme, no llegaste aquí por casualidad!

Mientras puedes ir leyendo esto: Prepárate para tu vida independiente aún viviendo en casa de tus papás

TE DEJO MIS REDES SOCIALES, ¡SÍGUEME!

INSTAGRAM: @miqueridafab y @depadesolteraelblog

FACEBOOK: @depadesoltera

TWITTER: @depadesoltera

Suscríbete aquí a Depa de Soltera

Foto de Joshua Rawson-Harris en Unsplash

Deja una respuesta