¿Qué hacer si quiero rentar y no tengo aval?

quiero rentar pero me piden aval

Una de las más grandes pesadillas al buscar un departamento es cumplir con todos los requisitos; sin embargo, entre los más comunes están pagar un depósito, el mes de renta que comenzará a correr y contar con un aval. Es en este último donde siempre nos complican todo, pues en muchas ocasiones termina siendo eso lo único que te impide rentar de una vez por todas. Aquí te cuento una de las opciones por las que puedes optar si este también es uno de tus problemas.

¿Qué es un aval y para qué sirve?

En la práctica, se le conoce como aval a aquella persona que se compromete a garantizar el cubrimiento de las responsabilidades que estás adquiriendo al firmar un contrato. Hablando exclusivamente de la renta de un departamento, un aval será aquella tía, mamá, amiga, etc., que pondrá las escrituras de alguna propiedad (como es una casa) en garantía en caso de que el inquilino no pague.

¿Qué hago si no tengo aval?

Para quitarte un poquito el dolor de cabeza de este requisito, te voy a compartir algunas opciones existentes a las cuales puedes acudir en caso de tener a alguien que pueda fungir como tal:

Seguro de renta

Este seguro busca garantizar al arrendador el pago mensual que señala el contrato de renta, esto puede incluir el costo por mantenimiento del mismo inmueble. Y, tal como lo dice El Economista, esto no solo asegura el pago mensual acordado al contratante, incluso permite al arrendatario librarse del pago de depósito y evita los trámites excesivos.

Estos seguros pueden contratarse para planes desde 6 meses y hasta 24. Este puedes tramitarlo también directamente con tu banco, solicitándole que sea tu aval. El banco realizará un estudio para asegurar tu capacidad de pago, así que ojo con tu historial crediticio. 

Administradora de propiedades

Un ejemplo de esto es Homie, quien ofrece departamentos en renta y cobra una comisión por administrar el inmueble y evitar trámites o solicitudes que pueden ser complicadas para un inquilino, tal es el caso de rentar sin aval. Al mismo tiempo, garantiza al arrendador recibir su renta mensual; además de contar con una póliza jurídica que te permite recuperar el inmueble en pocos meses en caso de que el inquilino se niegue a desalojar por falta de pago o finalización de contrato.

Para que tú puedas obtener estos beneficios, es necesario rentar el departamento a través de su plataforma; por supuesto, debes pasar por diversos filtros como parte de la investigación para garantizar que vas a poder cumplir con los acuerdos y cubrir los gastos.

Póliza jurídica

De acuerdo con el sitio Lamudi, “la póliza jurídica se encarga de establecer cláusulas específicas, información y compromisos que deben ser cumplidos, similar a un contrato de promesa.”

Esta garantía protege al arrendatario y al arrendador por igual:

Arrendatario:

  • Defectos en las cosas que no pueden detectarse en el momento de la renta
  • Término de contrato sin preaviso
  • Incumplimiento en las fechas de pago
  • Cláusulas por no cumplir con lo pactado

Arrendador:

  • Cobrar los daños por el mal uso de la propiedad
  • Cobrar daños que excedan el monto del depósito
  • Respaldarse en caso de incumplimiento con las fechas

Y como última opción…

Una última opción que puedes negociar directamente con la persona que te renta, es ofrecer un depósito mayo a un mes, muchas veces se recomienda de hasta 3 como garantía; sin embargo, puede ser una suma relevante que te sea difícil cubrir en un primer momento, pero si lo puedes hacer, no está de más que lo consideres.

Cuéntame si has utilizado alguna de estas opciones o conoces algunas otras que podrían ayudarnos con este temible dilema.

También puedes leer: Dónde y cómo buscar departamento por internet

TE DEJO MIS REDES SOCIALES, ¡SÍGUEME!

INSTAGRAM: @miqueridafab

FACEBOOK: @depadesoltera

Suscríbete a Pequeña Necesidad el Podcast en YouTube y Spotify.

Recibe el Newsletter de Depa de Soltera

Foto de Gabrielle Henderson en Unsplash

Deja una respuesta