Usar el taladro es ¡facilito!

La primera vez que usé uno fue cuándo, obviamente, me mudé y necesitaba poner repisas. Lo único que sabía es que necesitaba perforar la pared y poner taquetes —> pícale aquí si no sabes que son , estos sirven para sujetar y ajustar mejor el tornillo.

Una vez que sabes qué taquete vas a usar (hay de diferentes tamaños) elige la broca ideal —> ahora pícale acá si tampoco las conoces. Estas deben caber perfecto dentro del primero, si eso pasa, el tornillo ajustará perfecto.

 

Ya que tienes esto, sigue estas recomendaciones:

– Marca exactamente donde necesitas perforar, no confíes en tus cálculos, algo mal y terminarás resanando la pared.

– Aprieta muy bien la broca, si queda floja puede ser muy peligroso o terminar dobladísima, jeje…

– Toma fuertemete el taladro, con la mano derecha (o izquierda si eres zurda) sujeta el mango y con la otra la parte en donde esta el motor.

– Recuerda siempre dejar caer tu peso contra la pared.

– No utilices mucha velocidad hasta que lo controles, se te puede patinar terminar muy mal perforada la pared o, en el peor de los casos, suceder un accidente.

– Si te preocupa terminar con un agujero de mayor tamaño al que necesitas, entonces comienza con una broca más pequeña.

 

Poco a poco comenzarás a dominar el taladro, a mí la verdad me gustó mucho usarlo, como que se siente adrenalina y claro, orgullo 😛

(1) Comentario

  1. lola humboldt dice:

    me encanto!!! creo que seria buena idea si subieras una lista de herramientas indispensables, solo tengo un martillo y mucho pegamento.

Deja una respuesta