Cómo lograr que te dejen tener mascota en departamento

depa que acepte mascotas

Mudarme es de esas cosas que me estresan en extremo, pero si algo odio más que eso, es buscar departamento y que mis opciones se reduzcan hasta un 70% (número dicho al azar, no tengo estudio que lo demuestre, pero sí mi experiencia y eso cuenta) al preguntar “¿y aceptan mascotas?”. Honestamente, es que lograr que te dejen tener mascotas en departamento suele ser algo que nos alarga la búsqueda, incrementa el precio y minimiza las posibilidades.

Y la verdad es mega triste que la respuesta la mayoría de las veces sea un No porque, pata quienes tenemos perritos o gatitos, las mascotas son parte de nuestra familia y que les hagan el fuchi, pues sí rompe un poco el corazón.

De acuerdo con la encuesta realizada por Inmuebles24 a 2,500 usuarios de entre 31 a 50 años, hasta el 2021, arrojó que el 93% viven al menos con una mascota.

Inmuebles24

¿Por qué es tan complicado encontrar departamentos que acepten mascotas?

Entiendo las razones del porqué podrían negarte rentar un departamento, conozco personas bien desobligadas que para nada se comprometen con la responsabilidad que tener un animalito en casa significa, los dejan hacer hoyos en la pared, rayar los pisos, las puertas u orinar las paredes.

Pero creo, que cuando alguien busca un espacio en el cual emprender su independencia, significa que tu nivel de responsabilidad ya está en otro punto; por lo tanto, mereces un voto de confianza mayor por parte del casero… yo digo. Sin embargo, no siempre es así.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del 2021, 57 de cada 100 hogares mexicanos tienen una mascota, de las cuales 80% son perros.

obras.expansion.mx

¿Cómo le hago para encontrar mascotas que acepten a mis tres perros?

Para mí también ha sido mega complicado encontrar departamento, tengo tres perros y aunque su raza es pequeña, tres les parece a muchos un número grande. Es muy común que me pregunten cómo le hago para encontrar depa, dónde busco o dónde hay y la respuesta no es nada alentadora.

¿Cómo le hago? Busco por meses, me topo con infinitos no y he tenido que cambiar la zona cuando se agotan las opciones en la que tenía pensado inicialmente.

¿Dónde busco? En todos lados. En sitios web, llamo a letreros que veo colgados en edificios, pregunto a conocidos que tengan perros, etc.

¿Dónde hay? No lo sé. Por ejemplo, no hace mucho platicaba con una amiga que tiene un perro y recién se mudó a la Condesa sobre el tema y le hice el comentario de “Lo bueno, que ahí son más petfriendly, seguro fue sencillo encontrar depa” y me contestó que no. Habría jurado que ahí todos te aceptan con mascota. Ya saben, por el hecho de ser LA CONDESA, pero no es así.

La realidad es que no hay una fórmula, no hay una zona, no hay un método para dar con esos departamentos, el único qué conozco es aplicar el filtro en los sitios web de Aceptan mascotas y ver cómo de aparecerme 300 anuncios se reducen a 10.

Pero bueno, veamos el lado positivo, aunque nos queden 10 opciones, tenemos ¡10 opciones! Y eso siempre será mejor que cero.

Recomendaciones para que te dejen tener mascotas

Entonces, para que esto no suene negativo, les vengo a proponer estas recomendaciones para lograr que te renten un departamento que acepte a tus roomies de 4 patas:

1. Con dinero baila el perro… o algo así dice el dicho. Pues sí, si tienes la oportunidad de ofrecerle una cantidad —mínima— extra a la renta mensual por dejarte llevar tu perro o gato, hazlo. Esto no se trata de dinero, se trata de lo que dice de ti.

Si el casero ve que estás dispuesta a pagar más por esto, inmediatamente notará tu sentido de responsabilidad y, entonces, sabrá que estás comprometida con tu mascota y que la cuidas bien.

2. Detalles en el contrato. Los contratos de arrendamiento casi siempre son muy generales, traen las mismas cláusulas. Proponle agregar unas extra en la que especifiques a qué te comprometes al tener a tu mascota ahí, por ejemplo: arreglar cualquier desperfecto que haga al depa, a visitas periódicas para ver que todo está en orden, a pagar un extra, etc., todo eso le dará más tranquilidad al casero y tú no tendrás de qué preocuparte, puesto que eres una dueña responsable.

3. Perro/gato educado no tiene precio. Creo que es una de las claves para esto, que tu gato haga del baño en su arenero, que no raspe paredes o puertas; que el perro sepa hacer del baño afuera o al menos respete el área asignada dentro del depa para ello, que tampoco muerda paredes o puertas, etc. Esto sí suma puntos. Así que, comprométete y educa a tu mascota tan bien como puedas.

4. Ofrece referencias. Si ya has rentado otros depas con tu mascota, ofrece entregar cartas de referencia escritas por los anteriores caseros, no olvides pedirles que compartan su nombre completo y teléfono por si necesitan contactarlos.

5. Acepta que no te regresen el depósito. Esta puede ser una medida ya de último recurso, de plano decirles que estás dispuesta a dejarles el pago del depósito (aunque el departamento esté en buen estado). Úsala en caso de que todo falle y, eso sí, si acepta, no olvides que debe estipularse en el contrato también.

Ahora, ¿qué te corresponde a ti como dueña responsable?

Si ya te rentaron el departamento ¡felicidades!, ahora te corresponde seguir al pie de la letra ciertas indiciaciones para evitar problemas con los vecino u otras mascotas.

  • Siempre que salgas con tu mascota del departamento ponle su correa, no importa si es muy educado.
  • Si llega a ensuciar algún área común, hazte cargo de inmediato y procura que no vuelva a pasar.
  • Si es gato, no lo dejes salir.
  • Procura que el ruido que genere tu mascota no sea excesivo.
  • Si tuviste algún percance, avisa a tu administrador para que esté enterado por ti y no por alguien más (quien podría exagerar los hechos)
  • Antes de tener una mascota más, consulta con tu administrador o casero.
  • Dedícale tiempo de calidad para sus necesidades, esto incluye pasear y jugar. Pues no solo será más feliz, también reducirás su estrés.

Y, en otros temas, pero relacionado… ¿Qué dice la Ley de Propiedad en Condominio de Inmueble para el Distrito Federal?

Así tal cual, no hay una sola ley que prohíba tener mascotas dentro de las propiedades; sin embargo, la LPCIDF, establece como límite la cantidad de 4; esto tomando como base su tamaño para no afectar las condiciones de seguridad, salubridad y comodidad de los vecinos. Claro, eso del tamaño “adecuado” termina siendo un tanto subjetivo y queda a interpretación de cada persona según el contexto.

Ahora, eso en cuanto a la ley por cada propietario; es decir, si tu casero dice que sí, es porque en su condominio no hay un reglamento interno que establezca lo contrario (asegúrate también de esto), pues este, según a fracción XIV del artículo 53 de la Ley de Propiedad en Condominio para la Ciudad de México, determina las medidas y limitaciones para poseer animales dentro y en áreas comunes.

Ya para terminar, si estás buscando depa y no logras encontrar ¡no te desanimes! Las opciones quizá sean pocas, quizá sea más difícil, pero existe ese departamento, así que sé paciente y busca, vas a encontrar el indicado (y te lo digo yo que siempre busco con tres perros).

Y, no lo olvides, no importa cuanto te tardes en encontrar un departamento, ¡tu mascota se va contigo!

Quizá quieras leer: Tips para tener mascotas en el depa

¿Ya sigues a Depa de soltera en redes sociales?

INSTAGRAM: @miqueridafab

FACEBOOK: @depadesoltera

Suscríbete a Pequeña Necesidad el Podcast en YouTube y Spotify.

Recibe el Newsletter de Depa de Soltera

Foto de Roberto Nickson en Unsplash

(5) Comentarios

  1. […] Hablo sólo del tema referente a perros, la verdad no sé en gatos cómo funciona, si también aplica unos días tú y otros yo o ahí de […]

  2. Los bebés humanos hacen mas desorden, rayan las paredes, tiran cosas al retrete, lloran toda la noche sin dejar dormir a los vecinos y en todos lados los aceptan. Yo tengo a mis dos perritos, son chiquitos tambien, y en mi actual depa no me dejan tener perros pero el rentero super buena onda como ve que estudio y trabajo accedió a dejarme tener los perritos y ni siquiera me cobró deposito. Vivo en Estados Unidos y acá las rentas son super carisimas, pero que bueno que me tocó alguien buena onda. Aunque si, he visto muchos depas que me gustan pero dicen “no pets”

  3. Es muy dificil encontrar departamento economico que acepte mascotas, y me desanimado feo pero no me rindo busco y rebusco para que nos acepten a mi y a mi pequeña gatita luna y aunque les digo a los que rentan que es pequeña y no hace ruido y tranquila aun asi no quieren y pues estan en su derecho, muchos me han dicho vende mejor a tu gato y con ese dinero rentas un buen departamento pero siempre les respondo a la familia no se vende ni se regala y prefiero un cuartito pequeño o un departamento economico y lindo y que me acepten con mi luna, a no tenerla conmigo.

    1. Hay pocos depas donde te aceptan con mascotas, pero hay. Así que no te rindas, tú sigue buscando.

  4. Hola, Fabiola. Sé lo que es el ‘No’ a las mascotas a la hora de buscar departamento; yo tengo dos gatos, Bowie y Layla, y después de mucho finalmente encontré un lugar que los aceptara, pero no fue tan fácil. Cuando visité el departamento me gustó mucho, se acomodaba a mis gustos y a mi presupuesto, pero la persona que me lo ofrecía me comentaba que no quería que hubiera mascotas y, aunque le prometí que mis gatos eran los más buenos y educados del mundo, que estaban súper acostumbrados a estar adentro y que además estaban esterilizados, no fue suficiente para ella. Entonces a mi novio se le ocurrió la brillante idea de ofrecerle una cantidad extra al depósito. Y sí, con dinero baila el perro… Aceptó y se dio cuenta del compromiso y responsabilidad que estábamos dispuestos a asumir por nuestros gatos. Alguien me preguntó: “¿y por qué mejor no los regalas”? Porque son parte de mi familia, sólo somos mi novio y yo, pero ellos son parte importante de nuestras vidas, además regalarlos nunca fue una opción. En fin, ahorita ya estamos instalados en el nuevo departamento y ese dinero extra que di, no me dolió ni un poquito.

Deja una respuesta