Viviendo sola

¡Fuera zapatos! Una costumbre que deberíamos mantener en el depa

En mis historias de IG les he contado que yo no acostumbro usar zapatos en mi depa, o ando descalza o con calcetas o flip flop; pero el punto es que cuando llego, me quito los zapatos.

Esta costumbre la adopté desde mi primer depa porque el piso era negro y se notaban las huellitas y pues mi Mónica Geller se ponía muy mal. Entonces decidí que ni yo ni nadie usaría zapatos (aunque hay momentos en que hago excepción) dentro de mi depa.

Ahora con todo este tema del COVID mucha gente comenzó a aplicar esto, dejar los zapatos en la entrada. Yo, desde que comencé a hacerlo, he creído que es buena idea que todos hicieran eso: tener en la entrada un par de sandalias o pantuflas que sólo uses dentro.

Claro, esta tradición es muy conocida

desde hace cientos de años y aunque sus razones no son únicamente de limpieza, pues sería buena idea retomarla para siempre.

Peeeeero, esto no solo termina ahí, todas tenemos un espacio destinado a nuestros zapatos, mantenerlos limpios es y seguirá siendo muy importante, así que les comparto estas recomendaciones:

Cloro + agua + un tapete a la entrada de tu casa

Los expertos recomiendan utilizar cloro para desinfectar los la suela de los zapatos, ya que contiene hipoclorito sódico que oxida la envoltura de bacterias y virus destrozándolos al instante. Ojo, no debes aplicarlo directamente: disuelvan 30 ml (2 cucharadas soperas) en un litro de agua y mantenlo envase de plástico y opaco. No olvide marcar el envase para que nadie vaya a tomarlo por equivocación.

¡Me urge este tapete!

Lo que debes hacer es rociar el tapete que tienes en la entrada de tu depa y al llegar, rociarlo con el cloro diluido, talla bien los zapatos ahí para eliminar cualquier suciedad, virus o bacterias.

Un par extra en la entrada

Justo como es decía al inicio, lo mejor siempre será tener un par de zapatos exclusivos para usar dentro del depa. Tú elige si quieres pantuflas, sandalias, otros tenis, etc., el punto es que ese par nunca salga de ahí y, lo ideal, es que sea uno que puedas lavar fácilmente en la lavadora.

Si tienes espacio, ¡esta es una súper idea!

¡Limpieza doble!

Antes de guardar tus zapatos donde acostumbras, dale otra pasada con un trapo húmedo con agua y jabón. La verdad es que esto también te va a ayudar a mantenerlos en buen estado por más tiempo, hay algunos materiales que con el paso del tiempo el polvo puede mancharlos o echarlos a perder. Así que para nada está mal hacerte este hábito de limpieza en pro de asegurarte de no meter bacterias o bichos a tu casa y de que te duren por mucho más tiempo.

Ordenados y limpios.

Como algo adicional, les voy a contar una pregunta qué un día me llegó «¿Cómo haces para que tus invitados no se ofendan?«. Y pues, miren, cuando llego a tener reuniones de pocas personas, les aviso que aquí no uso zapatos, que por fa, consideren traer unas pantuflas o calcetas gruesas. Claro, siempre procuro tener el piso limpio para que nadie sufra, jaja…

¡Cuéntenme a ustedes qué les parece esta idea!, ¿la aplican o aplicarían en su depa?

Recomendaciones de CLOE
Image by tookapic from Pixabay 

Deja una respuesta