Independizarse, Viviendo sola

Mi derecho a la no maternidad.

Hace una semana escribí esta entrada, al final les dije que en otro momento hablaría de mi negativa al matrimonio y a la maternidad. Esta vez, hablaré de lo segundo.

 

Es un tema muy complicado, sé que muchas no comparten mi opinión y ¡qué bueno! Eso quiere decir que todas tenemos derecho a pensar diferente y querer diversas cosas.

 

Tengo 30 años y llevo 4 y medio con mi novio. Es muy común que nos pregunten si vamos a casarnos y si vamos a tener hijos. Y cada que respondemos que no, sobre todo en el asunto de los hijos, escuchamos una serie interminable de comentarios:

– «Qué miedosos, ¿por qué huyen de los hijos?»

– «¿Qué van a hacer cuando estén viejos y solos?»

– «¿Se van a perder de la maravillosa experiencia de tener hijos?»

– «¡Qué egoístas son!»

– «Cuando estés más grande te vas a arrepentir»

– «Yo decía lo mismo y veme ahora»

 

Cuando las mujeres dicen abiertamente que no quieren ser madres, el tema se vuelve un debate interminable como si las decisiones reproductivas de una mujer debieran ser dominio público.

Gaby Castillo – Actitud Fem

 

Podría compartirles también una laaaaaarga lista de razones por las cuáles no quiero tener hijos. Ni uno. Pero simplemente me enfocaré en las principales.

 

Sí, como dice en la entrada que les comenté en el primer párrafo, hace 10 años yo juraba que tendría 5 hijos. Sí, hace 10 años cuando no estaba realmente consciente de lo que estaba diciendo; porque, por supuesto no sabía lo caro que podía ser mantener un hijo, la responsabilidad que conlleva educarlo y lo difícil que es atender un hogar con niños. (Y lo muy de la chingada que se pondría -más- el mundo).

 

A menudo escuchamos que todas las mujeres estamos destinadas a ser madres, y que tener hijos es un deseo innato en el género femenino. Sin embargo, es una idea que ya varios expertos han refutado.

Fucsia

 

Cabe mencionar, que soy la segunda de 5 hermanos, esto quiere decir que ayudé a mi mamá a «cuidar» a 3 de ellos y, la neta, ¡es una chinga! Y ni hablemos del dinero que se requiere para vestirlos, alimetarlos, las vacaciones, cursos, escuela, etc. Entonces, créanme cuando les digo que actualmente tengo una remota idea de lo que tener hijos significa. Al menos hablando de la parte de responsabilidad.

 

Francamente, no quiero dividir más mi tiempo con tareas de la maternidad y tampoco mi dinero. Y sí, por supuesto que es gracias a esas razones que me llaman egoísta, pero no me importa. Porque, de entrada, no lo hago por egoísmo, lo hago porque no tengo más tiempo y no me sobra el dinero, creo que soy más honesta o realista que lo otro.

 

Y digo, me parecería más egoísta tener hijos solo para acompañarme y mantenerme en mi vejez (cosas que nadie te asegurará que así pase).

 

Supongo que a esta altura mi mamá, mi abuela, la mamá de mi novio y demás, ya están hechas a la idea de que no tendrán nietos por mi parte.

 

Miles de veces he tenido que escuchar el «Ya veremos después, a ver si es cierto», como poniendo en duda mi decisión, ¿apoco cuándo alguien me dice que quiere tener dos hijos yo les digo lo mismo?, ¿a poco yo les digo que se van a arrepentir? ¡Por supuesto qué no! Porque a mí no me importa.

 

De verdad que es igual de grosero cuestionar a las que dicen que sí como a las que decimos que no.

 

Las mujeres en general están posponiendo la maternidad a favor de un trabajo cada vez mejor pagado, una mejor educación o por no poder encontrar a la pareja ideal para ellas, lo que las hace “desarrollar estilos de vida que disfrutan”. 

Expansión

 

¿Qué puedo cambiar de opinión? Puede ser, pero hoy digo totalmente convencida que no tengo ganas de ser mamá, no tengo ganas de tener hijos. No quiero estar embarazada, no quiero sufrir el parto. No.

 

Creo que es un asunto que poco a poco dejará de ser cuestionado, así como poco a poco han dejado de cuestionar la decisión de cada mujer que elige vivir sola.

 

 

Quiero cerrar esta entrada con una frase dicha recientemente por Emma Watson:

«El feminismo es darle a las mujeres el poder de decidir. El feminismo no es una vara con la cual golpear a otras mujeres. Es sobre libertad, es sobre liberación, es sobre equidad.»

 

Y, sólo como dato «curioso», nunca he visto a un hombre cuestionando a otro por no querer tener hijos. Tampoco a un hombre cuestionando a una mujer. Mujeres, no lo hagan.

 

[Tweet «Si queremos conmemorar a nuestro género, debemos predicar con el ejemplo y respetarnos entre todas.»]

 

Por eso, feliz 8 de marzo. ¡Feliz Día internacional de la Mujer! Sigamos luchando por lo que nos hace felices.

(16) Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, aunque me encuentro en una posición dificil, quede embarazada por error, no estou segura de tenerlo pero mi novio y su familia me presionan, ya estan haciendo planes de boda, y yo no siquiera estou segura de continuar el embarazo… Creo que la presión social es demasiada para las mujeres, y muchas terminamos con hijos porque era lo «correcto».

  2. Yo tengo cuarenta, soy un espíritu aventurero, viajera, soltera con muchos sueños cumplidos y muchos más por cumplir. Soy de las guerreras que logró superar superar la presión social e incluso el escuchar de la boca de mi madre que me quería ver «realizada» ( léase casada y con hijos) con su buena carga de lágrimas jajajaja. Sin embargo para mí y a estas alturas me da una hueva impresionante tener hijos y todo ese convencionalismo social que no es para mi. Amo soñar y cumplir mis metas y para mi eso es ser una mujer realizada, he logrado mucho en el plano personal y profesional y cuando me preguntan que qué voy a ser de vieja les contesto: una vieja plena, loca y absolutamente feliz!!

Deja una respuesta