Viviendo sola

¿Realmente sirve hacer propósitos?

Sí si sabes cómo plantearlos. No si todo lo contrario.

 

Es apenas el segundo día del 2020, pero eso no importa, un propósito se puede crear cualquier día, en cualquier momento. Lo que sí no puede pasar cualquier día, es que se cumpla.

Se dice por ahí que más del 90% de las personas no cumplen un propósito, ¿por qué? Porque no saben hacerlos. Un propósito no es un deseo, un propósito debe ser una meta con un plan para que realmente funcione.

 

Es por eso, que les compartiré aquí abajo la manera correcta y, sobre todo, efectiva, de hacer la lista de los tuyos sin volverte loca y fracasar en el intento.

Ojo: fracasar no significa no cumplir con el propósito en el tiempo definido, fracasar es dejarlo a un lado por completo.

 

1: Haz tu lista de propósitos.

No te emociones haciendo una muuuuuy larga, escribe esas que son tu prioridad. Por ejemplo: comer mejor, generar una segunda fuente de ingresos, encontrar un nuevo trabajo, hacer más ejercicio.

 

2: Define sus detalles.

No basta con poner «hacer más ejercicio» si no eres clara, la claridad es parte del proceso y una clave muy importante para el cumplimiento del mismo.

Por ejemplo: Hacer más ejercicio significa entrar a un gimnasio, salir a correr, tomar clases de natación o yoga. ¿Que exactamente es para ti ese ejercicio que quieres hacer? Lo segundo es definir metas reales, ¿hacer más ejercicio significa ir al gimnasio dos veces por semana?, ¿correr 3 km 4 veces a la semana?, ¿nadar 5 horas a la semana? Sé específica.

 

3: Todo debe ser medible.

Pon mucha atención en esto. Lo que sea que te propongas debe poderse medir. Si uno de tus propósitos es viajar, define cuántas veces al año lo quieres hacer. Si lo que tienes en mente es ahorrar, entonces ponte un número específico de dinero que debes guardar cada mes. En el tema del ejercicio, sé clara en cuántos días a la semana y cuántas horas vas a ejercitarte.

Poner las cosas en números te ayuda a llevar un control claro de tu avance, si es posible, lleva anotaciones y control. No, calma, no es volverte tus propósitos una obsesión pero, seamos honestas, cuando lo dejamos todo en el aire, las cosas pueden quedarse a medias fácilmente.

 

4: Evita la frustración. 

Todo plan, meta o propósito es flexible, ¿a qué me refiero? Que si por alguna razón tienes que modificar un detalle, se puede. Por ejemplo, te planteaste ahorrar 2 mil pesos al mes, pero en el camino te das cuenta que quedas muy apretada en tus gastos, entonces bájalo a mil 800, ¡pero no renuncies a él! No es lo mismo adaptar el plan que abandonarlo. Lo mismo con el ejercicio, si una semana tuviste mucho trabajo y de plano tenías cero ganas de ir al gimnasio, no vayas, pero opta por caminar más esos días, buscar una clase sencilla y no tan pesada en Youtube, el punto es cumplir contigo.

 

5: No te pongas propósitos que no dependan 100% de ti. 

Si dices «que me aumenten el sueldo», aunque quizá el trasfondo de esto es que quieres ganar más dinero, ese propósito está mal planteado, no puedes esperar que uno de tus objetivos dependa de un tercero, jamás. En estos casos deberás cambiar tu «estrategia», por ejemplo, lo más correcto es pensar en generar una segunda o tercera entrada de dinero, eso sí depende de ti. Ya sea que decidas vender algo, buscar un segundo trabajo, etc.

Los propósitos siempre deben venir de una acción propia.

 

Es muy importante que lleves una libreta (o en tu cel) donde vayas anotando semana a semana tus avances, así podrás ir haciendo ajustes si algo se desequilibra en el camino. Recuerda no frustrarte, esta parte es muy importante para que algo se cumpla; eso sí, comprométete a no renunciar, sigue hasta que de plano todo indique que no es el momento de realizar ese propósito; porque se vale ser objetiva y decir «tengo muchos gastos por ahora, viajar dos veces al año no será posible esta vez» y fin, quizá el propósito cambie a Liquidar mis deudas y ya para más adelante vendrá el de los viajes.

 

Sé franca y comprométete contigo nada más.

 

¡Gracias por leerme! no olvides contarme en los comentarios  cuál o cuáles son tus propósitos este año. ¡Feliz 2020!

 

Photo by Allef Vinicius on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *