Viviendo sola

Tener un blog también es emprender

Muchas, muchas, MUCHAS veces he leído en perfiles de Bloggers, Influencers, Youtubers, creadores de contenido, etc., como quieran llamarles, quejas de los seguidores por ver que trabajan con marcas, por ser unos «vendidos», hoy les quiero contar algo que pocos consideran cuando ven a cualquier persona obtener dinero «por sus redes sociales» y sí, entre comillas, porque no es sólo por eso que lo obtienen.

 

Primero, quiero decirles que tener un blog -hablando desde mi experiencia y decisión profesional- es emprendimiento; es decidir, crear tu propio negocio, marca, tu propia fuente laboral y de ingreso. ¿Por qué? Es sencillo, inviertes tiempo, esfuerzo, conocimiento, dinero, requieres de hacerte contactos y demás cosas.

En mi caso muy particular, decidí renunciar a mi trabajo, mismo que sólo me generaba estrés y mucha bilis, sí, por supuesto que era cómodo recibir dinero quincena a quincena, tener prestaciones medianamente buenas y algo supuestamente «seguro». Pero, la verdad no me llenaba, lo hacía todo ya por obligación y no por pasión. Y sentir pasión profesional es la mejor razón para desarrollarte en lo que sea que elijas.

 

Entonces dije «Amo mi blog, me apasiona, es un proyecto propio, lo he descuidado por algo que no está valiendo la pena… alv». Y heme aquí, pensando todos los días qué puedo hacer para seguir creciendo mi negocio.

 

Ahora sí, entremos a lo bueno, jaja… Recuerdo que hace meses una amiga me preguntaba cuánto me había pagado equis marca por equis fotos, le respondí y ella me dijo «¿Sólo por unas fotos?», no me molestó la respuesta, casi todos dicen lo mismo al escuchar lo que sea que cobres. Y, la realidad es que no les sorprende la cantidad -porque creanme que tampoco es tanto- más bien, les sorprende que sea «sólo por unas fotos». Volteé y le dije «No son sólo unas fotos, llevo 5 años con mi blog, le he invertido más que eso».

 

Es por esta razón que, decidir dedicarte a un proyecto digital, el que sea, es un emprendimiento, te lleva a trabajar para y por ti. Si ganas dinero ¡qué suerte! y si no ¡síguele chingando! Hay a quienes les pega en dos días, hay quienes trabajamos años, como sea, ¡se vale cobrar por lo que haces!

 

Enojarse porque alguien trabaje con marcas sería como reclamarle a tu amiga dentista por tener pacientes o a tu amigo diseñador por cobrar sus diseños, ¡posno!

 

**Lo que sí creo es que hay muchísimos que deben aprender a trabajar su contenido, hacer comerciales por hacer sí está bien de la shit. Pero bueeeeeeno…**

 

En fin, les cuento esto, porque estaría chido ver desde otra perspectiva lo que un creador de contenidos tiene qué hacer por trabajar su marca, lo importante que es qué otras empresas confíen en lo que haces, en tu comunidad, en tu alcance, en todo eso que has formado por el tiempo que sea. Para mí no ha sido de lo más fácil, pero sé que se debe a la insuficiente dedicación que le tuve. Hoy estoy súper contenta porque poco a poco más marcas voltean a ver lo que estoy haciendo, lo que les escribo y lo que soy, básicamente.

 

Esta vida de emprendimiento es complicada, hermanas, muy complicada. Se necesita esfuerzo, paciencia, trabajo y confianza. Pero, ¿saben qué? Todo eso lo obtienes tú sola y esa es una gran ventaja, no necesitas de nadie más para comenzar a hacerlo. Los resultados llegarán tanto como trabajes, eso sí es muy real.

 

Así que, la próxima vez que vean a sus bloggers, influencers favoritos, etc., trabajando con algunas marcas, apóyenlos, déjenles un like (bueno, eso siempre, jaja), compartan, etc.

 

En otra entrada les cuento más sobre, literal, emprender. Quiero juntar testimonios de otras emprendedoras (y no solamente en este mundo digital) para que puedan compartir más tips y, si es su caso, les sea de ayuda.

Si tienen dudad puntuales o quieren saber de algo en específico, no dejen de compartirlo en los comentarios de aquí o mis redes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *