Viviendo sola

Todo lo que siempre has querido saber de la vida freelance

Últimamente me preguntan mucho sobre este estilo de trabajar; para las que no conocen del tema, les cuento rápido de qué va el término freelance.

 

Básicamente es trabajar por tu cuenta, ¿a qué me refiero con esto? No estás metida en una oficina haciendo una sola cosa; más bien, trabajas desde casa y puedes tener diversos «clientes», porque en ese caso no aplica decirles «jefes».

 

No me quiero clavar el contarles de ventajas y desventajas o recomendaciones porque eso ya lo hice acá; esta vez, literalmente, tomaré cada una de sus preguntas hechas en esta foto de IG y este post de FB.

 

Antes sí quiero dejar claro algo, he trabajado bajo esta modalidad dos veces, en ambas ha sido diferente y eso me ayuda a tener un poco mas de respuestas, pero como siempre les digo, no soy experta, esta es mi experiencia y quiero responder aquellas preguntas de las cuales sí tengo conocimiento. Acuérdense del dicho, cada quien habla de como le fue en la feria. Dicho lo anterior, sigamos.

 

1. ¿Cómo hacerlo por primera vez?

Como todo, la primera vez no será fácil, te vas a enfrentar quizá al problema de organizar tus ingresos, tus gastos y hasta tu tiempo.

Una de las cosas más importantes del freelance es realmente saber que tu profesión te llena, te hace feliz y tienes vocación; esto pareciera obvio, pero no siempre lo es. Esta forma de trabajo requiere de un gran compromiso y profesionalismo porque, aunque tengas clientes y debas entregar las cosas a tiempo, pues básicamente tú eres tu jefe.

Empezar por primera vez requiere de dos cosas: estar consciente de lo que esta forma de trabajo significa; por ejemplo, necesitas una computadora que funcione bien, una conexión a internet súper efectiva, quizá programas instalados que requieran el pago de una licencia, entre otras cosas. Y dos, estar dada de alta en hacienda bajo el régimen de servicios profesionales.

Al igual que en un trabajo de oficina, vas a necesitar tener un CV o un portafolio donde cualquiera pueda ver aquello que has realizado, así que siempre guarda lo que haces y actualiza tu currículum. Enfócate a un área, todos somos expertos en algo, entonces dedícate a eso. No quieras abarcar demasiadas cosas distintas porque podría descontrolarse todo y entonces quedar mal.

 

2. ¿Cómo vencer el miedo de dejar la seguridad de un ingreso fijo?, ¿en qué momento consideras adecuado tomar esa decisión?

El miedo sólo se vence enfrentando eso que te asusta. El freelance puede estar lleno de incertidumbre, de inseguridad e inestabilidad; pero eso no es siempre, es importante mantenerte activa y nada de aprovechar que tienes casi que vacaciones ilimitadas. Aquí sí lo que trabajas se traduce literalmente en dinero.

Ahora, lo correcto sería comenzar a hacer trabajos freelance en tu tiempo libre e incluso fines de semana, esto cuando aún tienes trabajo fijo, de esta forma vas armando tu base de clientes y cuando te sientas lista, dejas la oficina para darle seguimiento a lo que ya hacías y tener más tiempo de contactar personas e incrementar tus ingresos.

Yo creo que no existe momento adecuado de lanzarte al freelance; podría decirte que eso lo determinan ciertas situaciones; por ejemplo, ya no te gusta trabajar en oficina, ya tienes una buena base de clientes y contactos, crees que podrías ganar más dinero por tu cuenta o, incluso, requieres de un trabajo de medio tiempo.

 

3. ¿Cómo hacer que los clientes confíen en mi? 

Justo como les comentaba arriba, de entrada necesitas un CV o portafolio, tener recibos de honorarios y ser lo más profesional posible. Muéstrate comprometida, cumple con lo que acuerdan, entrega a tiempo y siempre busca la manera de mejorar el trabajo que haces e incluso de proponer mejoras de cualquier tipo.

Literal, si quieres que confíen en ti, haz que confíen en ti

 

4. ¿Cómo haces para asegurarte que no se aprovechen de ti? Me pasó recién, me contrataron y no me pagaron.

La manera más fácil es tener un borrador de contrato y utilizarlo con tus clientes, definir tareas, periodo de tiempo y cotización. Quizá habrá personas con las que no lo necesites porque tienes un buen nivel de confianza, pero quien sea igual de profesional que tú, entenderá la necesidad de tener un papel que te dé la seguridad para trabajar. Si es un cliente nuevo y no quieres correr riesgo, aplica esta opción.

Recuerda definir también un plazo límite para pagar; sé historias de TERROR en los que el cliente ha pasado meses sin pagar ni un peso. La mayoría de los casos es hasta a un mes una vez entregado el trabajo.

 

5. ¿Cómo asegurar un sueldo fijo cada mes?

Yo recomiendo buscar un trabajo que te dé una iguala; es decir, con quien puedas definir tareas mensuales y un costo total fijo. Esto es lo que yo hago actualmente, la agencia para la que colaboro me paga mensualmente la misma suma de dinero; claro, esto no cambia si tuviste paco o mucha más carga de trabajo, a diferencia de aquellos que sólo te contratan por proyectos. Lo idea es tener una mezcla entre uno fijo e irle sumando de proyectos más pequeños mes a mes.

 

6. ¿Cómo organizas tus ingresos?

Como lo harías con cualquier sueldo, aunque es mucho más fácil si aplicas lo de la pregunta anterior. Por ejemplo, con tu ingreso fijo vas a encargarte de pagar esos gastos que precisamente tienes fijos, renta, gastos del depa, comida, ahorro, etc., ya con lo que te sobre y obtengas de otros proyectos, podrás ir dividiendo entre aquello que necesitas pero no necesariamente es prioridad; por ejemplo, comprar ropa. La neta es que cuando haces freelance, tu uniforme se vuelven jeans y playera, ja!

 

7. ¿Cómo calcular el valor de mi trabajo?

Esto es un poco subjetivo y, hasta cierto punto, casi no lo aplicas. En la mayoría de los casos te ofrecen un presupuesto por cierta cantidad de trabajo; ahí tendrás que imperar tu profesionalismo y honestidad al saber si te quieren ver la cara o es un pago justo. Utiliza, más que la cantidad de trabajo, el tiempo que te lleva hacerlo, investiga con otras personas cuánto han cobrado y trata de guiarte. Ojo, se vale negociar; por ejemplo, si aceptaste un trabajo pero resulto que era mucho más chamba de lo esperado, que requiere de el doble de tiempo, etc., es bien válido negociar de vuelta y tratar de mejorar la paga.

 

TAMBIÉN PODRÍAS LEER: 5 lugares para hacer tu freelance en la CDMX

 

8. ¿Es buena idea iniciar mientras tengo mi empleo fijo? 

Es lo mejor que puedes hacer. En mi caso, mis contactos freelance los obtuve de gente con la que trabajé en oficina, así es mucho más fácil que una vez que estés fuera puedas moverte y, además, tengan confianza en ti puesto que ya te conocen de tiempo atrás. Hagan tantos contactos como puedan, ahí está el secreto.

 

9. ¿Cómo no te vuelves antisocial?

No te vuelves antisocial porque, aunque sea por WhatsApp, chats, celular, etc., tienes que estar en contacto con otros, hacer llamadas, escribir, enviar mails y demás; sumado a esto, habrá ocaciones en las que tendrás que ir a reuniones o hasta juntarte en casa de alguna amiga o ir a un café a trabajar. Esto último de salir de vez en cuando a trabajar a otro lado es necesario, de pronto estar en tu depa todo el día llega a ser agotador y hasta contraproducente para la creatividad… y el malhumor.

 

10. ¿Cómo ser productiva y organizar tu tiempo para evitar procastinar?

Es fácil, piensa que requieres mantener un horario de oficina sí o sí, ¿por qué? Porque la mayoría de tus clientes trabajaran dentro de ese mismo horario, entonces si tú decides comenzar a hacer tu chamba a las 9 de la noche y tienes alguna duda, un archivo no abre, el tamaño del logo está mal, etc., no habrá nadie que te resuelva en ese momento.

Lo que debes hacer es: te levantas, te bañas, desayunas y todo eso que harías antes de irte de tu depa a una oficina. Piensa que a las 9-10 am ya debes estar frente a la compu trabajando. tómate tu horario de comida y termina de trabajar a una hora decente. Hacer freelance o home office no significa estar pegada ni disponible 24/7, piensa que en algún momento querrás ir al cine, a cenar o sentarte a ver la TV y relajarte. Esto es importante que también lo establezcas desde un principio y se lo comuniques a las personas con las que vas a trabajar.

Nada de trabajar en la cama o aplicar el «al rato lo hago», esto sólo te arruinará ru día.

Recuerda llevar una agenda, poner recordatorios y todo eso que pueda ayudarte a mejorar tu manejo del tiempo.

 

11. ¿Qué tipo de empleos pueden aplicar el freelance?

– Reactor/Editor de contenidos

– Corrector de estilo

– Desarrollador web

– Contador

– Mercadólogo

– Relacionista público

– Comminuty manager

– Diseño gráfico

– Terapeuta

– Nutrióloga

Como no puedo enlistar toooodas las profesiones que tienen esta posibilidad, les voy a decir cómo saber si es posible hacerlo o no. Si tu trabajo depende de otros y de tu presencia, por decir algo, alguien de sistemas tiene que estar presente para solucionar los problemas que en ese momento se presenten. Si tu caso no es así y todo se soluciona con videollamada, mails y envío de archivos, estás del otro lado.

 

12. ¿Cómo es que puedes ser más productiva?

Precisamente como le mencionaba arriba, establecer una rutina y horario y, por supuesto apegarte a ello todo el tiempo. No dejar que te gane la flojera o la tentación de tener Netflix a la mano. Limítate un tiempo de comida y organiza tu semana para que no te agarren las prisas y termines trabajando horas extras, porque no, trabajar fuera de horario y no tener tiempo para ti, no es parte de ninguna forma de trabajo. Ahora, entre mejor te organices y te apegues a tu agenda y horario, será más probable que tengas oportunidad de sumar clientes nuevos.

 

13. ¿Es una mejor forma de trabajar?

Depende. Desde mi punto de vista es muy práctico y cómodo. Te evitas el trabajo, te organizas, no hay necesidad de hacer «horas nalga» esperando a que den las 6 aunque lleves todo el día sin nada qué hacer y, claro, si te aplicas puedes generar mayores ingresos que estando en un oficina.

Algo que tiene padre esto es que, al hacerlo todo a distancia, podrías trabajar viviendo en cualquier estado o país.

 

14. ¿Dónde encontrar trabajos freelance?

Tal como les contaba arriba, una de las mejores formas de hacerlo es teniendo contactos que, a su vez, te recomiendan con otras personas. Pero actualmente existen diversos sitios web o apps específicamente para esto, un ejemplo es Freelancer, aquí tienes la opción de ofrecer tu talento o contratar a otros, litera, publicas un anuncio y los interesados te contactarán, cada uno está calificado y tiene incluso un contador de trabajos que ha ejecutado por medio de esta plataforma. Workana es otro y funciona de la misma manera.

 

El freelance es muy noble y bastante buena onda si sabes como aplicarlo. No le tengan miedo… les voy a decir algo que suena medio gacho pero es real, al final, un trabajo de oficina tampoco es tan estable como pensaríamos, de un día a otro podrían correrte, cerrar la empresa o hacer recorte de personal. Si lo ven así, en ambos lados hay cierto nivel de riesgo.

 

Pero bueno, cada quien sabrá por que modalidad moverse. El chiste aquí es trabajar feliz y con pasión.

 

 

FOTO PRINCIPAL

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *