La fórmula para equilibrar la decoración de tu depa.

No todas nos podemos dar el lujo de pagar a una decoradora de interiores o tenemos el talento para aventarnos a decorar el depa. Peeeero, existe una fórmula que cambia todo, ¡literal! Se trata de saber usar el 60-30-10, ¡checa de que va!

 

La regla 60-30-10 consiste en elegir tres colores para utilizar en un espacio. El 60 corresponde al tono dominante, que quiere decir que en el 60% de esa habitación predominará ese color. El 30% es para el tono secundario y finalmente el 10% es para el color acento o pequeños detalles.
60%, color dominante
Este será el color que, prácticamente, cubrirá prácticamente tus paredes, así que elige un color que te permita agrandar visualmente tu espacio y le dé luz. Por supuesto, puedes dejar un muro de otro color, lo cual aplicaría el tip que sigue…
30% color secundario
El color secundario será el encargado de hacer el juego de tonalidades. Puedes usarlo en una pared más pequeña o bien, a modo de figuras geométricas. Si has escogido un tono claro para el 60%, podrías agregar un secundario en un tono más potente, como en el caso de la foto de arriba, el verde.
10% para el color de acento 
Este tercer color es el que le da el toque final a tu nuevo espacio renovado. La manera más sencilla de emplearlo es en piezas decorativas como jarrones, lámparas, cuadros, cojines o incluso plantas en caso de optar por el verde.
Recuerda que cuando se trata de color, siempre es posible ser flexible en el arte de combinar colores en la decoración. Como el tono acento se usa en pequeñas dosis, la variedad que le des en los detalles hará tu ambiente más dinámico.
Con info de The Home Depot
Entradas creadas 470

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba