Vivir sola… ¡y feliz!

En la publicación del día de antier (pícale aquí si no la leíste), tocamos un punto que era Estar sola y feliz, ¡pooor supuesto!, pero creo que vale la pena tocar mucho más a fondo este punto y, de paso, hacerles una lista de recomendaciones para sentirse bien felices en su vida independiente… porque esa siempre es la meta, ser felices.

 

Es bien normal sentirse triste en ciertos momentos o periodos de la vida independiente, recuero que a mí me pasó com un mes después de haberme salido de casa de mis papás. Fue hasta un fin de semana cuando dos de mis hermanos fueron a pasar unos días conmigo y al llegar el domingo y tener que despedirme de ellos, me sentí fatal, me pregunté qué había hecho, si realmente era lo que debí hacer y muchas otras cosas más mientras chillaba abrazada de Tokes en mi cama.

 

Con los días y enfocándome en mis deberes -estudiaba y trabajaba- fui haciendo mi rutina, encontrando mi tiempo para salir al parque con mi perro y en las noches ponerme a ver series o películas. Todo comenzó a ponerse mucho mejor…

 

El punto es, para empezar, no desesperarse, no caer auto sabotearte ni “castigarte”, pensando que tu decisión fue mala. Más bien, siempre trata de recordar porque lo hiciste, qué es eso que te emocionaba, qué plan tenías para esta nueva etapa. Poco a poco comenzarás a llenarte de nuevo de esa motivación que te llevó a vivir tu independencia.

 

Para echarte la mano en ese mal rato, te dejo aquí la lista de mis recomendaciones para darle la vuelta a ese sentimiento y mejor comenzar a sentirte como en casa, tu casa.

 

No te aísles. Pensar que como te sientes triste lo mejor es quedarte encerrada sola, es lo peor que puedes hacer, pus sólo entrarás en una mala maña que más allá de ayudarte, sólo e hará sentir peor.

 

LEE: ¿Es normal sentir tristeza cuando te mudas a tu depa de soltera?

 

Hazte un plan para cuando enfermes. La primera vez que me pasó, fue a las pocas semanas de mudarme, cené pizza con amigos y al otro día ¡moría! Me enfermé cañón del estómago, de esas veces que no tienes ni fuerzas para pararte. Como pude, fui con el doctor de una farmacia y a una cocina a comprarme algo de comer, ¡juré que iba a desmayarme en el camino! Valoren Uber y Rappi, jajaja…

Para que eso no te pase, haz las siguientes dos cosas; primero, ten a la mano el teléfono de un doctor que pueda ir a atenderte a tu casa y, dos, ármate un botiquín que pueda sacarte del apuro en el momento.

Obviamente, llama a tu mamá, amiga, novio, etc., para decirles que te sientes mal y que, si les es posible, pasen a echarte una cuidadita.

 

Adopta una mascota. Sin duda, una mascota en el depa hace una diferencia enorme; además de hacerte compañía, te alentará a jugar con ella, salir a pasear y activarte. Eso sí, debes ser súper honesta y aceptar si podrás con ella o no, no se vale tenerla sola mucho tiempo.

 

LEE: ¿Por qué tener mascotas te hace más feliz?

 

Cuida de tu depa. Para que empieces a sentir el calor de hogar que tanto te gustaba de vivir con tus papás, es importante que comiences a encargarte del depa, cuelga cuadros, pon fotos, pinta del color que te gusta, decora, etc., esto es un súper WIN para que, en poco tiempo, sientas que finalmente ¡lograste armar tu depa! Y neta, no hay mayor felicidad que esa.

 

Cocínate: No hay mejor manera de darse amor y sentirse feliz que comiendo; mejor aún, sí te preparas lo que más te gusta y te sientas a disfrutarlo cómo se debe. Nada de estar en el celular, chateando o trabajando. Disfruta desde ir al mercado, al super, picar la comida, servirla, etc. Literal, es un apapacho que se da desde adentro. De paso, cómprate una botella de vino, eso siempre ayuda.

 

LEE: Cómo cocinar en el depa y no desperdiciar comida en el intento.

 

Haz tus actividades favoritas. Retomando un poco  el primer punto, sobe evitar aislarte, recuerda armar tu dinámica de acuerdo a tu tiempo y gustos, hazte un horario para salir a correr, leer una hora al día, cocinar para tu semana, ejercitarte, etc., un día ocupado es la mejor forma de mantener la mente ocupada y de acostumbrarte a tu nueva rutina, en a que estás tú solo para ti. ¡Disfrútala!

 

Ahora, si quieres quedarte en tu depa y no hacer nada, ¡está perfecto! Siempre y cuando esto te de placer, más no te bajonee…

 

LEE: Nesting: el arte de quedarte en tu depa.

 

FOTO

 

Entradas creadas 470

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba