Viviendo sola

Mi vida con perros

Cada que salgo a algún lugar y notan en Instagram que ando sin mis perros, la pregunta es la misma “¿dónde están tus perros?”, “¿qué haces con ellos cuándo sales?” y por eso vengo a contarles cómo es mi dinámica esperando les sirva a ustedes para lograr un equilibrio entre su vida y su vida con perros.

 

No lo voy a negar, soy la mamá luchona típica; tengo tres perros, aunque no son exactamente los mejor portados, tengo la ventaja de haberlos educado bien -aunque me encantaría fueran mejor-, saben hacer afuera del baño, pasean con correa y sin correa, eso sí, sólo los suelto en lugares seguros.

 

Creo que esas características me han ayudado mucho a equilibrar mi vida y tiempo. Desde hace meses decidí que andarían conmigo en tantos lugares fuera posible; afortunadamente tengo coche y esto me facilita millones las cosas. Así que cada que tengo la oportunidad los trepo a la parte de atrás y ahí andamos de un lado a otro buscando espacios pet friendly y actividades que podamos hacer juntos.

 

Quiero ser honesta, no es tan fácil como a veces pareciera; muchos de mis planes dependen de ellos, pues como no hacen del baño adentro, puedo dejarlos en el depa algunas horas pero debo regresar a tiempo para sacarlos a hacer pipí y popó.

 

Salir de fin de semana o vacaciones requiere de una planeación total que los incluya. Pero, afortunadamente siempre he encontrado la manera de seguir con mi vida y no descuidarlos ni tantito.

 

Pese a que existen muchas pensiones y guarderías nunca he recurrido a ese servicio; para empezar, repito, son tres perros, gastaría una fortuna en pensiones; lo que hago es que busco personas que se dediquen a pasear o cuidar perros, en lo personal, me ha dado muchísima más tranquilidad y he gastado mucho menos que si los tuviera en guarderías.

 

En mi primer depa conocí a Claudia, una chica de 15 años que también paseaba en el mismo parque a su perrita, así que le propuse pasear a los míos y pagarle semanalmente. Tenía llaves del depa e iba a sacarlos una vez por la tarde; ya en la mañana y noche me encargaba yo.

 

En el segundo depa fue más fácil, ahí tenía un espacio bastante grande para ellos, así que no era necesario que tuvieran que salir.

 

Para el tercero, le di trabajo a mi hermana de 15 años. Su escuela queda bastante cerca de donde yo vivía, iba casi todos los días, jugaba con ellos, los sacaba al baño y más tarde se regresaba a su casa.

 

Actualmente trabajo desde el depa, así que puedo estar mucho más al pendiente de ellos, pero cuando salgo y no voy a regresar, los encargo con una familia súper linda que los ama y adora cañón, así que me quedo tranquila sabiendo que están bien.

 

Mis recomendaciones son las siguientes: 

 

  • Tómate el tiempo de pensar qué quieres hacer con tu perro; si prefieres que esté solo durante el día, encargarlo de vez en cuando, pagarle una pensión, etc.

 

  • Si puedes, haz un trato con algún conocido y persona de confianza, así como a mí, esto te ayudará a ahorrar un poco de dinero.

 

  • Procura considerar a tu mascota lo más que puedas, recuerda que es un miembro de tu familia, si tienes oportunidad de pasar más tiempo con él, hazlo. Actualmente hay diversas opciones que te permiten llevarlo; si de plano se te complica, arma planes cerca de tu casa para que puedan llegar caminando.

 

  • Tómate el tiempo de educarlo, entre mejor se porte será más sencillo que las personas quieran ayudarte y cuidarlo; de lo contrario, todos le harán el fuchi y pues pobrecito.

 

  • Pídele ayuda a algún amigo o amiga, quizá sólo requieres que lo cuiden un par de noches, evita gastar.

 

  • Si lo vas a dejar en pensión o guardería, asegúrate que lo tengan en buenas condiciones y al recogerlo abrázalo, acarícialo y obsérvalo, verifica que todo esté bien. Esto es para detectar si bajo de peso, está lastimado, etc.

 

No te desesperes, créeme que se puede y te lo digo yo, que aunque son perros chiquitos, llega a ser complicado.

 

 

PLUS: Tengo en el depa una cámara para poder vigilar a mis perros, hablarles y lanzarles premios, aquí les hablo de ella.

Ojalá mi experiencia les sirva. Y estaría buenísimo que si ustedes saben de lugares buenos, bonitos, baratos y, sobre todo, confiables, donde puedas dejar a tu mascota (perro o gato), compartieran el dato, ya saben, servicio a la comunidad. 

 

 

(1) Comentario

  1. Paola dice:

    Pff! Fue genial encontrar este blog 🙌🏻🙌🏻🙌🏻
    Recién me mudé sola, mis dos perros están suuuper acostumbrados a mis papás y a sido muy complicado 🙁
    Pero estas letras me animan muchísimo!!
    Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *