Decoración,Viviendo sola

Tips para tener una cama de hotel

Desde que me independicé, siempre tuve claro algo: quiero que mi recámara sea la más cute y cómoda posible. Pasé por varios depas antes de poder lograrlo. Aunque mi primer recámara estaba toda acogedora, porque era un tapanco bien bonito. (¡Adelante con las imágenes!)

 

En fin, cuando me mudé de ahí quise lograr mi plan con la recámara y nada. Pero para el tercer depa, ya comencé a planearlo y hacerlo. Pero mi meta principal era tener una cama de esas que ves y se te antoja acostarte, de esas dignas de hotel.

 

Por eso, les quiero dar las cinco recomendaciones para que esto sea posible:

 

1. Sí o sí, necesitas un buen colchón. Nunca voy a olvidar que el primero que tuve, literal, me duró un año. Era de resortes, me costó como mil pesos y pues era todo menos súper cómodo. Pero bueno, ¡era pa’ lo que alcanzó!

Luego, decidí que quería un colchón memory foam, de esos que no tienen resortes, pero son firmes y mega suaves. Entonces busqué uno y lo compré, best decision ever! Les juro que es mega cómodo y no sientes ningún movimiento ni tiene sonido o rebote, como los convencionales.

Por supuesto, su precio es mucho más alto, pero créanme qué vale toda la inversión. Si no saben de cuáles les hablo o no saben dónde adquirir uno, chequen la marca Luuna la cuál, además, es mexicana.

 

2. Sé que a muchas les fastidia tener tantas almohadas, pero son necesarias para que la cama se vea súper bonita y la verdad es que no quita tiempo ponerlas ni volverlas a acomodar. Hay diferentes opciones de organizarlas, les voy a compartir aquí una imagen que les va a servir un chorro. Yo elegí la opción número 9.

 

3. Ya antes les había hecho una entrada exclusivamente sobre el duvet y su relleno, creo firmemente que este es el mayor secreto de todos. Pese a lo que muchos creen, el relleno de duvet es súper ligero y fresco, así que puedes usarlo todo el año. La ventaja de tener uno, es que no tienes que llenar tu closet con miles de cobertores estorbando, sólo vas a necesitar fundas de duvet, estas ocupan el mismo espacio que un juego de sábanas.

Mis duvets favoritos son los de H&M, hay de varios colores y estampados, el que yo elegí es de lino, lo mejor es que puedes lavarlos en casa, no necesitas ir a la la tintorería. Y mi relleno es de Gaia.

 

 

 

4. Por supuesto, las sábanas y mantitas que vayas a poner también son súper importantes. No sé si les ha tocado dormir en una cama donde las sábanas son de esas brillosas que se resbalan horrible, pues bueno, de esas nunca compren, jaja!. Busquen aquellas de algodón y que sean mate, se ven mucho más bonitas. Las mías, al igual que la mantita amarilla que ven en la foto de arriba, son de VOX Muebles, ahí pueden encontrar también cojines y fundas de duvet.

 

5. Esto no lo ves realmente, pero ¡lo necesitas! Tener una funda para el colchón es básico, sobre todo, si estás dispuesta a invertir en tu colchón. Busca aquel que sea impermeable, esto te ayudará a que si sucede algún accidente el líquido no llegará al colchón, por lo tanto, no habrá manchas y mucho menos olores. Ah! también impide el paso del polvo. Ojo, el que sea “impermeable”, no significa que tiene que estar hecho de plástico, esos sólo se vuelven ruidosos y generan mucho calor. Checa las opciones en Amazon, seguro encuentras la mejor para ti.

 

 

¡Cuéntame si te sirvieron estas recomendaciones!

 

Recuerden seguirme en FBTW y IG.

(1) Comentario

  1. GLORIA dice:

    Hola Fabiola, me encantan tus consejos. Cuando vivía sola, tenía un espacio muy acogedor y parecido a tu tercera imagen, pero ahora que vivo con mi novio es difícil porque él… Bueno, es él siendo él, así que ya te imaginarás (y a esto agrégale dos gatos). Pero voy a tomar tus tips para hacer ese de ese lugar tan personal algo más lindo y amigable, pero ahora con características de los dos.
    Te mando un abrazo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *