Viviendo sola

Tips de cocina que aprendí gracias a Netflix

Ya hace algunos meses creo, les recomendé ver una serie documental de cuatro capítulos en Netflix, se llama Sal, grasa, ácido, calor (píquenle aquí para ver el trailer).

 

En estos deliciosos capítulos, Samin Nosrat, chef y escritora, nos lleva a conocer las cuatro bases de la cocina, mismas que le dan el nombre a la serie. Podremos ver un poco Italia, Japón e incluso México (en el capítulo 3) y conocer mucho de la gastronomía.

 

No les quiero dar demasiados detalles porque de verdad les recomiendo que la vean, pero sí me gustaría dejarles aquí los tips de cocina que me parecieron verdaderos secretos culinarios.

 

1. ¿Cómo saber cuánta sal debes agregar? A menudo, cuando se usa agua, muchas veces nos basamos por el tamaño del recipiente o la cantidad de comida, pero nunca nos ponemos a pensar en el tiempo que permanecerá el ingrediente dentro del agua.

Este ejemplo lo da con unas verduras que estarán en al agua de 3 a 5 minutos, la cantidad de sal que se requiere es mucha; además, de que el agua salada en la que hierven, no la vas a utilizar. Contrario al arroz, este absorbe todo el líquido, lo que significa que quedará toda la sal que agregues.

El punto es, entre menos tiempo pase en el agua, más sal necesitara.

Aunque su recomendación principal es siempre probar la comida una y otra vez, hasta lograr el sabor que se está buscando.

 

2. Nunca descongeles las proteínas al sol o el micrioondas, ni las pongas al fuego cuándo aún están congeladas. Lo idea, es dejar que tomen la temperatura ambiente hasta que se descongelen por si solas. Eso tomará un buen tiempo, así que hazlo horas antes de comenzar a cocinarlas.

3. Si compras carne condiméntala un día antes de cocinarla, esto mejorará por mucho su sabor.

 

4. Para conservar mejor tus yerbas, como cilantro, perejil, etc., ponlas en un vaso con agua y mételas al refri. Ya lo comprobé y súper funciona.

 

5. Si vas a cocinar en horno de estufa, mete todos los ingredientes en charolas separados al menos que tengan el mismo tiempo de cocción; por ejemplo, no puedes meter carne y verduras cuando la primera toma más tiempo en estar lista comparado con las segundas. El punto de esto es poder controlar mucho más cada ingrediente y que ninguno se te pase o quede crudo.

 

6. Siempre utiliza el mismo tipo de sal. Quizá no te has percatado, pero no todas son ni salan igual, así que encuentra tu favorita y acostúmbrate a ella para que el sazón nunca falle.

En uno de los capítulos, grabado en Japón, explican que la sal más fina es para alimentos con sabor delicado, como las verduras; mientras que las sales de grano son para alimentos con sabor intenso, por ejemplo, los cortes de carne.

 

 

Y hay otros tips más, pero pues tampoco les quiero echar puro spoiler, estaría bueno que ustedes descubrieran más. De verdad véanla, aparte de que se le va a antojar todo, van a disfrutar cañón el recorrido qué hace buscando grandes secretos culinarios.

 

Tengan botana a la mano, porque les va a dar un montón de hambre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *