Lo que (de verdad) nadie te dice de vivir sola

En este bello mundo llamado internet podemos encontrarnos muchísimas cosas, como por ejemplo, listas tituladas “Lo que nadie te dice de vivir sola”, pero la neta, es que cuando entras, lo que lees realmente sí te lo habían dicho todos, no es nada nuevo. Casi que sientes las escribió alguien que ni vive sola, jaja… #SorryNotSorry

 

Así que me di a la tarea de ponerme a pensar en todo eso que DE VERDAD nadie te dice para, por supuesto, contárselas yo, ahí les van:

 

1. Estarás tan emocionada que pasarás fines de semana enteros encerrada en el depa… y, para tu sorpresa, lo vas a disfrutar.

Cuando tienes tu nuevo hogar juras que vas a hacer fiestas todo el tiempo, que vas a poder salir sin pedir permiso cada fin de semana o hasta no llegar (y sí, jaja). Pero, hermana, créeme cuando te digo que los mejores fines de semana que vas a vivir en tu vida independiente serán aquellos en las que el plan sea Netflix and chill.

 

2. La relación con tus papás y hermanos mejorará.

En la mayoría de los casos -o al menos de los que yo conozco- pasa así. Y por supuesto que tiene todo el sentido, pasas de verlos diario, de enojarte por tonterías (como aquella vez que tu hermana le cambió a la tela apenas te levantaste al baño), de reclamar ‘tu espacio’, a verlos de vez en cuando.

Claro, comienzas a extrañarlos y hasta ¡las peleas! (no, la verdad eso no, jaja), así que cuando los ves quieres platicar, te sorprendes llamándolos por teléfono o chateando para saber cómo les va.

Es bonito y esta bien. Después de todo, las relaciones en ocasiones también se fortalecen aún existiendo distancia.

 

3. Valorarás tanto tu espacio que no cualquiera entrará a tu depa.

Un súper mito que leemos seguido es “vas a poder meter a quien quieras a tu depa” y la verdad es que no. Tu cama se vuelve un lugar sagrado que pocas veces querrás compartir y cuidarás tanto tus cosas que evitarás que alguien te las eche a perder. La neta es que el depa es literalmente tu espacio íntimo, privado y especial, y pues eso, no con todos se comparte.

 

4. Disfrutaras de organizar desayunos con tus amigas.

Recién invité a mis amigas y amigos a un desayuno aquí en mi casa ¡y no saben cuánto lo disfruto! Ya sé que suena a plan 100% de señora, ¡pero pues se vale! Echar el café, el chisme, que el desayuno se alargue y termine siendo también comida… esto viene un poco con el punto anterior, organizar estos planes te permite compartir algo tan tuyo, que valoras demasiado esos momentos.

 

5. No hay lugar como el hogar…

Aunque tendrás la oportunidad de no llegar a tu depa sin tener que avisarle a alguien, preferirás mil veces dormir en tu cama que en otro lado

 

6. Si pudiste independizarte, vas a lograr cualquier otra cosa que te propongas.

No es broma, independizarse es un logro enorme, te sales de casa de tus papás con miedo y poco a poco lo pierdes; te haces súper fuerte, concsiente y responsable, económicamente independiente; emocionalmente más firme y, pues sí, la madurez agarra un nivel evolutivo que quizá no entenderías si no vivieras por tu cuenta.

Definitivamente, la vida independiente te ayuda a tomar mejores decisiones. Aunque a veces no lo parezca.

 

7. Definitivamente te vas a interesas por temas que antes ni pelabas. 

¿Te acuerdas cuánto tus papás hacían corajes porque ya había subido la luz, el agua o el gas? Pues bueno, te convertirás en ellos…

 

8. Rentar NO es tirar el dinero a la basura

No hay comentario que odie más que este. Yo sé que muchos piensan que si no estás pagando una hipoteca es una total pérdida de dinero, pero no. Dividamos esto en varios puntos, si todos nos esperáramos a poder pagar un enganche y una hipoteca para poder independizarnos, ¡habría muchísima menos gente viviendo sola! For real, ¿a qué edad crees que te hubieras independizado si te hubieras esperado a lograr eso?

Punto 2, invertir no siempre significa ganar dinero u obtener cosas materiales. La independencia cuesta, pagar una renta también es parte de ese precio, es dinero invertido en tu independencia, ¡por supuesto que vale la pena!

Decir lo contrario, es como pensar que viajar no vale la pena porque no obtienes una ganancia física o económica a cambio. Las experiencias también son ganancia.

 

9. No, no vas a tener qué hacer sacrificios. 

Cuando piensas en vivir sola, se te viene a la mente todos esos “sacrificios” que tendrás qué hacer para lograrlo y entonces crees que será una pesadilla. Pero no, no se trata de sacrificar, se trata de priorizar y eso es totalmente diferente.

Por ejemplo, cuando vivías con tus papás tu prioridad era tener lana para salir de fiesta y comprarte ropa; pero ahora que vives sola, eso pasó a ocupar el número 3 o 4 de tu lista, porque primero está mantener el depa y tener llena la despensa. ¿Me explico?

 

10. Vas a extrañar tu depa. 

Sabrás que vas por buen camino cuando después de una semana de trabajo tan pesada en la que apenas y llegaste a dormir, saliste un fin de semana o tuviste un viaje de 10 días, extrañas con horrores tu nidito. En algún momento por tu cabeza va a pasar el pensamiento de “casi ni he estado en mi depa” y entonces vas a desear terriblemente vivir el punto número 1.

 

FOTO PRINCIPAL

Entradas creadas 471

5 pensamientos en “Lo que (de verdad) nadie te dice de vivir sola

  1. Es totalmente de acuerdo con tus puntos. En todo asentía con la cabeza mientras leía. Yo adoro este estilo de vida. La unica diferencia es que yo adoro hacer cenas e invitar a mis amigos.😉😅

  2. Tienes toda la razón del mundo, desde que salí de mi casa habia compartido depa con roomie y hace dos semanas decidí estar sola, sin un roomie y es rotalmente distinto hasta vivir en roomie a sola totalmente, la verdad que no lo cambio por nada, todo lo que menciones es realmente la verdad, concuerdo contigo cuando mencionas que muchos dicen que pagar renta es tirar el dinero a la basura, sin embargo el hacerme reponsable de mis cosas, mis tiempos, mis gastos no los cambio por nada, he tenido un crecimiento personal y por supuesto que las cosas que tenian prilridad para mi cuando vivia con mi mamá ya casi no figuran en mi vida y prefiero mil veces estar en mi casa, mi espacio, mis cosas… En lugar de salir de fiesta y también no quiero que cualquier persona entre.
    El inicio no es sencillo, hacerte de lo tuyo no es fácil, empiezas con algun mueble prestado, algo de segunda mano y poco a poco, sin embargo valoras mas todo ya que te cuesta a ti!… Ame tu post, gracias.

  3. Jajaja ¡súper sí me identifiqué!
    Eso de extrañar tu depa, me independicé apenas había cumplido los 24 años, ahora estoy a días de cumplir los 25. Apenas llevo un año viviendo sola con mis dos perritos, y cuando voy de visita a casa de mis papás me doy cuenta que mi estilo de vida ya no combina con el de ellos, desde la dinámica para hacer el aseo hasta el orden en que ponen las cosas.
    También la satisfacción que sientes cuando compras aunque sea una taza, una planta un mueble o algo y saber que tú lo estás comprando, o levantarte en la noche y ver todo lo que tienes y pensar que tú solita compraste todo.
    Aunque agregaría que algo que no te dicen de vivir sola, es que hay días en que no están tan chidis, que necesitas un abrazo, con quién platicar tu día, hasta estar viendo una peli y no tener a quién decirle “no mms eso no lo vi venir” y no hay nadie.
    Igual porque llevo apenas un año sola y estoy aprendiendo a lidiar con mil cosas nuevas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba