Viviendo sola

“Antes de los treinta…”

La foto que ven aquí, es un pantallazo de una de mis stories de Instagram, de aquella vez que les pedí me dijeran sobre qué les gustaría que escribiera. Y me llegó esa propuesta, hablar sobre lo que hubiera querido saber o hacer antes de los treinta.

 

Lo primero que se me vino a la cabeza cuando la leí fue eso “la edad es irrelevante”, y eso con eso que comenzaré esta lista REAL de las cosas que me hubieran gustado saber o hacer antes de los 30.

 

1. La edad es sólo un número. Vivimos con la constante presión de “TIENES qué hacer esto antes de los blah”, “Si no lo haces antes de cumplir X edad, ya te amolaste”, “Ya estás en tu última oportunidad”. ¡Y qué pésimo! Porque eso, más allá de motivarte, te causa una frustración terrible.

Yo misma lo viví cuando creí que me mudaría a los 25 y no pude. Me sentí mega fracasada, todo por pensar que si no lo hacía a esa edad lo había hecho todo mal.

La edad es un número, lo importante es el momento en el que te encuentras.

 

2. Ahorrar. eso definitivamente sí me hubiera encantado que me dijeran. Un ahorro no es algo que haces un año y luego te lo gastas, un ahorro es irle sumando al cochinito y no tocar ese dinero al menos que sea necesario o lo estés guardando con ese objetivo. Nunca se queden en ceros, nunca.

Por cierto, si quieren ahorrar e invertir, abran su cuenta en Piggo, ingresen el código depadesoltera y obtendrán $100 de regalo, les prometo que es una opción mega segura y  efectiva. Pruébenla y me cuentan. 

 

3. “Los 30 son los nuevos 20… pero con dinero“. Seguro han escuchado esto varias veces y yo no podría estar en más desacuerdo. Los 30 son mejores por muchas otras cosas, cero tienen qué ver con el dinero. Porque, volvemos a lo mismo, esa frase sólo te deja ver qué, si llegas a los 30 y no ganas lo que “deberías” o no tienes un trabajo “estable”, entonces fracasaste. No nos inventemos un “ideal”, no pensemos que todos debemos vivir igual, ve a tu ritmo, fluye. Sin presión.

 

4. Cuida tu salud. Esto seguro nos lo dijeron, sobre todo en esa época de fiesta y alcohol en exceso, pero pooor supuesto que nos valió durísimo. Yo empecé a cuidarme más a raíz de la muerte de mi papá, él sufrió de cáncer, fue ahí que entendí que realmente mi cuerpo merecía ser mejor tratado. Hoy soy más consiente de lo que como y lo que bebo, con el sólo fin de enfermarme menos, evitar medicamentos y sufrimiento innecesario.

 

5. Ve por ti. Es bien común que nos topemos con la mala idea del egoísmo. Pensar que si ves sólo por ti es egoísta es de las razones que más errores nos lleva a cometer, ¿cómo? Pues vas por la vida satisfaciendo a otros para no hacerlos sentir mal, no te permites decir ‘no’ porque es grosero, aceptas un mal pago por un trabajo para no verte mal, dejas que otros te lastimen para evitar lastimarlos tú. ¿Y entonces? Pues terminas sintiéndote mal porque en tu intento de no ser “egoísta” te abandonaste.

Y nos pasa a todos, no te sientas mal. Aquí el reto es saber cuándo una decisión te va a afectar de más y cuándo puedes hacer ese “sacrificio” sin llevarte al límite o afectar tus emociones. ¿Te ha pasado?

 

Estas son creo que las más importantes, no necesitamos una lista de 30 cosas que debemos hacer, tampoco las que no debes, basta con darse cuenta que aquello que DEBES hacer es únicamente ser feliz, cualquiera que sea el motivo o la forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *