depa de soltera independizarse

“Yo no me independicé, a mí me independizaron.”

¡Quiero darles la bienvenida a la primera colaboración! Ross es lectora de Depa de Soltera y vive en Michoacán, ella se animó a contarnos su experiencia en la vida independiente. ¡Se las comparto!

 

Cuando cumplí 18 años tuve que irme a vivir a Morelia para estudiar la universidad, ahí vivía mi hermano recién casado. Mis padres me mandaron a vivir con él, supuestamente para no estar sola.

 

Viví dos años con mi hermano y su esposa. Y, para terminar pronto, no fue un cuento de hadas sino todo lo contrario. Yo estudiaba la universidad y obviamente tenía que ayudar en las labores de la casa, era prácticamente la cenicienta y mi cuñada era Cruella de Vil (¡jajaja!).

 

La vida era discutir y salir mal en todo, yo tenía que aguantar cada cosa que pasaba porque yo vivía en una casa que no era mía.

 

Dos años después de esa convivencia mi cuñada decidió correrme de su casa y me puso fecha límite para salirme. Me dijo que ella se había casado para estar con su esposo y no para cuidar de una adolescente como yo, en aquel momento me dolió mucho, pero ahora creo que la entiendo.

 

Con 20 años y una licenciatura trunca (sólo pude estudiar 2 años), me fui a vivir sola con lo único que tenia: ropa, libros de la escuela y un poco de miedo.

 

La casa donde renté un cuarto estaba a cargo de una señora de 60 años que vivía como si tuviera 20, ella y 3 chicas desconocidas más fueron mi familia en aquel entonces, como ya tenía que pagar mis propias cuentas entré a trabaja a una tienda de deportes, mis padres me habían pagado el depósito de la renta y un mes pero después ya todo seria por cuenta mía.

 

El pequeño cuarto que renté incluía cama, mueble para ropa, mesa de noche, silla y los servicios de agua, gas y luz. Al año me tuve que mudar, era muy costoso y yo no ganaba mucho, así que rente una casa para mí sola a las afueras de la cuidad.

 

Ya con otro empleo, compré un colchón inflable, un plato, un vaso, una taza, juego de cubiertos, cacerola y refrigerador. Me mudé lejos de todo, salía de casa a las 9:00 a.m. y regresaba a las 11:00 p.m. todos los días.

Ventajas: ya vivía sola, empecé a disfrutar escuchar la música que yo quería, dejar de lavar los platos el mismo día, entre otros placeres.

 

Así pasó otro año en el que puse mi mayor esfuerzo en todo lo que hacía y la vida me sonrío, cambie de trabajo nuevamente, ahora uno afín a mi carrera universitaria y regresé a vivir a un lugar más cercano a la cuidad.

Esta vez compré una base, colchón y una TV.

 

A casi 6 años de vivir en un mismo depa, recapitulo mi historia y veo mi esfuerzo reflejado en un increíble trabajo que disfruto todos los días, un depa que me gusta y, sobre todo, viviendo la experiencia de independizarme cada día un poco más.

 

 

Yo no me independice a mi me independizaron, pero hay una cosa de la que estoy segura en la vida: CADA ESFUERZO, CADA LÁGRIMA Y CADA SONRISA BIEN VALEN LA PENA SER VIVIDAS.

 


 

depa de soltera independizarseMi nombre es Rosario Castro Palencia (Ross), tengo 28 años y vivo en Morelia, Michoacán; soy Técnico de computadoras, amante del fútbol soccer y la música pop, así como de la moda y las carreras de autos. Me encanta la combinación de chocolate y fresas, disfruto ir al cine y leer, mi película favorita es Mujer Bonita y mi libro favorito El retrato de Dorian Gray. Creo que las buenas amistades se cuentan con los dedos de las manos así que tengo pocas, pero buenas amigas. Estoy bromeando siempre  y amo la Navidad porque me hace pensar que todos son felices.

 


Si quieres compartir alguna anécdota con nosotras, no dudes en escribir a buzondds@gmail.com

Sígueme en:

Facebook

Twitter

Instagram

FOTO

Entradas creadas 463

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba