Sí se puede.

Cómo ser freelance y no odiarlo en el intento…

Hace tres años regresé a la vida Godínez, esa que ya todos conocemos; la vida del típico «provechito», «vámonos que después de las 7 espantan» y «¿vas a querer chilaquiles mañana?»

 

Pero antes de eso, estuve 3 años también siendo freelance; obviamente, todo desde mi casa. Para serles honestas me daba un poco de miedo, había escuchado miles de historias de terror, que si no te pagaban, que si un mes ganabas bien y otro no sabías si quiera si tendrías lana… y así más.

 

Pero bueno,  en mi experiencia me fue bastante bien. De hecho logré ganar mucho más dinero del que me pagaban antes. Fue justo durante este período en el que me independicé aún pagándome la escuela.

 

Como todo, tiene su lado bueno y su lado malo… pero creo que de cada quien depende hacer que sean más del primero que del segundo.

 

Desde mi punto de vista, la cosa se divide así:

 

Lo bueno (entre otras cosas): 

– Manejas por completo tu tiempo.

– Puedes tener más de un trabajo a la vez. Por ejemplo, yo estaba con una agencia al mismo tiempo que escribía para otras revistas.

– Si te aplicas en el punto anterior, puedes ganar bien.

– Siempre y cuando cumplas con tus entregas, eres libre de tomar vacaciones cuando quieras.

– Nunca sales tarde… je.

– No tienes que andar en transporte o el tráfico todos los días.

– Puedes trabajar en pijama.

– Pasas más tiempo con tus mascotas.

 

Lo malo (entre otras cosas):

– No tienes prestaciones.

– Necesitas tener una buena compu.

– Prácticamente, pagas tú el intrnet, gastas más luz en tu depa y si se descompone tu compu, pues estás en graves problemas.

– Tienes que hacer declaraciones en hacienda o pagarle a un contador.

– Si no administras tu tiempo, terminas trabajando hasta las 4 de la mañana.

– El crecimiento laboral es muy, MUY bajo. Si no es que nulo.

– Tus clientes piensan que ser freelance significa estar pegado a la compu 24/7.

– En ocasiones lidiarás con esos personajes que tardan meses en pagarte.

En fin, por eso les quiero dar mis tips para que su vida freelance/home office sea un éxito:

 

1. Este es el más importante. Trata de conseguir al menos un cliente que te asegure un ingreso fijo cada mes. Por ejemplo, en la agencia que les contaba no importaba la cantidad de trabajo que debía entregar siempre me pagaban lo mismo; así que ya sabía que cada mes tendría ese dinero sin falta.

 

2. Como freelance, no puedes tener todos los huevos en una canasta; o sea, no te conformes con un solo cliente, ten tantos como puedas. No abuses, recuerda que el punto es siempre entregar a tiempo y quedarte sin vida por trabajar.

 

3. Hazte un horario, de 9 a 6 o de 10 a 7, el que prefieras y déjales claro a tus clientes que sólo estarás disponible dentro de esas horas.

 

4. Cumple ese horario, no te dejes llevar por el «lo hago más tarde», si haces eso de pronto te encontrarás haciendo cosas a las 3 de la mañana, levantándote a las 11 y todo se pondrá mal.

 

5. Organiza bien tu tiempo, sé tan productiva dentro de tu horario como puedas. En mi caso, me organizaba tan bien, que siempre lograba tener el viernes libre; claro, al menos que saliera algo en el momento.

 

6. Tener la tele y la cama tan cerca es muy peligroso, aunque mueras por dormir más tiempo o ver una película de 3 horas, espera a terminar todo o hazlo en tu «horario de comida».

 

7. Sí, hazte un horario de comida, como cualquier Godinez. Además de ser bueno para tu cuerpo comer siempre a la misma hora, no te pasará que, de pronto, te clavaste tanto en la compu que se te fue comer. Ah! lo olvidaba, cuando comas ¡nada de seguir trabajando! Deja todo a un lado y dedícate a disfrutar de tus alimentos.

 

8. Organiza tus ingresos, si eres buena para llevar tu contabilidad hazlo, si no, contrata a un contador. Yo lo hice y, la verdad, me facilitaba cañón la vida.

 

9. Siempre, siempre, siempre, cobra lo justo.

 

10. Procura salir a pasear a tu perro, comer con alguien, hacer ejercicio o cualquier otra actividad; estar en tu casa todo el día sin interactuar con nadie más puede ser muy aburrido. Tomate ratitos libres.

 

11. Ten un espacio en tu depa para trabajar, es horrible hacerlo acostada en la cama o sentada en el sillón, nada como tener tu silla y escritorio.

 

 

Por supuesto que se dice mucho de la parte «mala», pero la verdad es que trabajar desde tu casa te enseña mucho: aprendes a ser más productivo, aprovechas mejor el tiempo, gastas menos y tienes un poco más de vida social.

 

En lo personal, lo que más extraño es dormir un poco más y estar con mis perros. Porque, digo, la vida en oficina también me gusta. Luego les platicaré como, creo yo, que la pasa uno mejor en esa otra forma de trabajo.

 

No olviden contarme sus experiencias, ¡me encanta leerlas!

 

 

 

FOTO PRINCIPAL

(3) Comentarios

  1. Alejandra dice:

    Hola! Súper interesante el dato! Me gustaría que nos compartieras cómo logras contactar con los clientes, y cómo es desde tu rama.

  2. Hola 😀 me gusta el artículo porque justo ando iniciando con la idea de trabajar home office, mi pregunta es, ¿cómo sé si estoy cobrando lo justo? es decir si estoy disponible en un horario de oficina pero aún así es desde casa, ¿cómo saber cuánto pedir para ese ingreso fijo cuando se trabaje con una agencia por ejemplo?

  3. […] me quiero clavar el contarles de ventajas y desventajas o recomendaciones porque eso ya lo hice acá; esta vez, literalmente, tomaré cada una de sus preguntas hechas en esta foto de IG y este post de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *