Independizarse,Viviendo sola

Cómo la educación feminista/machista se ve reflejada en nuestra vida independiente

Haz memoria, trata de recordar los primeros comentarios que te hicieron cuando diste la noticia (a quien sea) de que te ibas a vivir sola… Chance y fueron algo así:

– “Te vas a morir de hambre, no sabes ni cocinar”

– “¡Qué peligroso qué vivas sola!”

– “Recuerda, ropa blanca y de color no se mezclan”

 

Y demás comentarios sin sentido…

 

El punto de todo esto es, cuando por fin vives sola y te tienes qué hacer cargo de un depa por tu propia cuenta; todos comienzan a visualizarte cocinando, lavando tu ropa, planchando y demás, pero ¿quién nos pregunta si sabemos usar el taladro, si entendemos un poco de plomería o sobre el funcionamiento del boiler? La neta es que nadie y no creo que lo hagan en mala onda, simplemente no es algo con lo que crecemos la mayoría.

 

Ya saben, nosotras podemos salir de casa de nuestros papás sabiendo cocinar y los hombres sabiendo arreglar la conexión eléctrica.

 

Y entonces, te encuentras sola, con un fusible fundido y sin tener pinche idea de qué hacer… porque nunca pensaron que para una mujer saber eso sería útil. Porque nunca pensaron que una mujer podría vivir sola y decidir ahorrarse el pago de un electricista y hacerlo sola.

 

 

 

 

No culpo a mi mamá, no culpo a mi papá. No culpó a nadie que ha educado a sus hijos, todo esto es el resultado de una sociedad que funciona de esa manera, porque de esa forma los educaron a ellos, quizá también sean víctimas.

 

Afortunadamente, poco a poco nos vamos sumando las mujeres totalmente independientes. Que sí, posiblemente en muchas ocasiones prefieras pagarle al plomero que hacerlo tú, pero no precisamente porque no sepas o no puedas entrar a Youtube a ver un tutorial; sino, porque tenemos el dinero para costearlo y, además, llegar a las 8 de la noche después de un día de trabajo pesado y tener que ponerte a reparar las cosas en el depa no suena nada atractivo.

 

Me gusta ser parte de ese grupo de mujeres que decidió ponerse los pantalones, (porque sí, las mujeres también usamos pantalones) y salió a romper estereotipos; yo quise trabajar, yo quise aprender a armar muebles, cambiar una llanta y perforar la pared para poner mis repisas. Yo lo elegí y me gusta.

 

Esta entrada no es para ponerme a atacar, jamás, simplemente me llegó un momento de reflexión, en el qué me pregunté porque no nos educan de manera diferente; pensando que (aunque vivas en pareja) debes saber todo tipo de cosas, que no necesitas tener “al hombre de la casa”, que puedes valerte 100% sola. Que no hay roles, hay responsabilidades y son las mismas para ambos sexos.

 

Pasemos la voz, enseñemos a otras, compartamos las lecciones que la vida independiente nos ha dado…

 

(7) Comentarios

  1. Vivimos en una sociedad en la que uno de los comentarios que recibí al anunciar q me iba de la casa fue “una mujer de tu edad (tengo 27) se ve mal sin casarse”. Yo me veo perfecta y con eso basta 😀

  2. Carmen dice:

    hola!! te sigo en facebook desde que me fui a vivir sola, era un deseo desde mis 18 que se dio hasta mis casi 30 (cuando ya ni siquiera quería hacerlo pero las cosas se dieron así) y doy gracias a la vida que aunque fui hija única mi mamá nunca me consintió y siempre me enseñó a hacer las cosas por mí misma; y por otro lado el deseo de mi papá de tener un hijo varón que nunca se hizo realidad ayudo a que me enseñara a hacer cosas que “corresponden” al hombre

  3. Yo estoy muy orgullosa de la educación que me entregaron mis padres y los valores que me inculcaron. Crecí en una familia donde todos hacían de todo, desde pequeña me gustaba tratar de arreglar las cosas yo misma, autodidacta, aunque terminara echando a la basura la radio. En Chile, el machismo aún está muy presente, y aunque no lo crean más aún de lo que todas las “antimachistas” creen. ¿Han pensado de que si tu pareja es la que siempre debe pagar el cine, la cena o la fiesta… Estás en presencia de una acto machista? Pues todas tenemos opiniones diferentes, pero yo si lo veo así. ¿Por qué un día después del trabajo no podemos ser nosotras las atendidas? Sobreproteger o no dejar que los hombres hagan su trabajo cotidiano, es también un acto machista… Y es el error, que muchas veces sin intención (más por cariño y entrega) cometen nuestros padres, y nos acostumbran así. Comencemos con pequeños cambios, abramos la mente, demos nuestra opinión al respecto sin temor al rechazo… Créanme que se encontrarán con una grata sorpresa.
    … Y si, desde pequeña que casi me he electrocutado cambiando enchufes, me he ensuciado reparando lavaplatos y cambiando llaves de agua… Tranquilas, no pasa nada. No hay nada mejor, que cuando tus amigas o alguien va de visita a tu depto y te comentan: – hey! Tu llave ya no gotea… Llamaste al plomero?… Tú le puedas responder: no! Yo misma lo hice!! 😌😊🤘

  4. Hola, ¿qué tal? Bueno, quisiera contarles mi experiencia con base en los comentarios inapropiados o imprudentes que a veces, incluso sin mala intención, la gente suele hacer.
    Hace apenas cinco meses que estoy viviendo sola; alquilo un pequeño departamento a tan sólo dos cuadras de casa de mis papás y para empezar, esto siempre es motivo de comentarios como: “¡ay¡ ¡eso no es vivir sola! Vivir sola es irte lejos! O también “de seguro te la pasas todo el día con tus papás, no es lo mismo”. Como si el hecho de decidir pagar una renta, biles, comida, mantenimiento, etc., fuera algo sencillo. Eso no me incomoda ni me quita el sueño, la gente siempre va a hablar, hagas o deshagas.
    Lo segundo y en lo que quiero hacer énfasis es en los cuestionamientos por mis decisiones. Cuando me fui a mi departamento, decidí no contarle a muchas personas, sólo a unos cuantos, pues trato de mantener todos mis asuntos como personales y sin hacer mucho alarde de lo que hago. Total, el caso es que rápidamente se “corrió la voz” y no tardaron en bombardearme con la pregunta que hasta ahorita me hacen: “¿por qué te fuiste a vivir sola?” Haciendo complemento con preguntas como “¿ya no estabas agusto con tus papás?” o “¿cuál es la razón para haberte ido sola?”. O sea, ¿es en serio? ¿En verdad necesitamos explicaciones de todo lo que hace la gente? ¿En verdad les parece impresionante que una mujer de 24 años, soltera, sin hijos, sin vicios, que estudia y trabaja, decida tener su propio departamento? Han pasado cinco meses y me siguen haciendo las mismas preguntas, a las cuales aún no me acostumbro. Esto me lleva a dar cuenta de la sociedad tan retrógrada y machista en la que vivimos. Sí, machista porque si un hombre decide vivir solo, es “todo un hombre”, un “aventado”, un “trabajador” o está luchando por su futuro. Estamos acostumbrados a que la mujer se vaya de casa para casarse o porque está embarazada. Es una lástima.
    A pesar de todo esto, no me ha ido nada mal. Estos cinco meses sin duda alguna, han sido bellísimos.
    Me he descubierto a mí misma como mujer independiente, he aprendido que la soledad puede ser tu mejor amiga, que comer recalentado es una buena opción para ahorrarte unos pesos y sobre todo, disfrutar de mi propia compañía, entre muchas cosas más.
    Tal vez me he visto un poco “apretada” con los gastos, pero sin temor y sin titubear puedo decir que es la mejor decisión que he tomado en toda mi vida.

  5. Irene dice:

    Muy cierto… la sociedad aún es machista, sé que muchos y muchas les duele escucharlo y empiezan a decir que no esto y aquello, pero hay que estar muy ciega!! Pronto me iré a vivir sola y desde hace unos meses he comenzado a hacer cosas por mi cuenta, trámites, ir a sitios sola… para ir acostumbrándome y ahí ha sido donde estoy empezando a notar el machismo, la semana pasada fuí al dentista con un amigo, pues bien el dentista le explicaba a mi amigo mis cosas! en cambio cuando fuí ayer con una amiga ya me contaba todo a mí, con mi médico de cabezera me ocurría lo mismo pero con mi padre, prueben y vean, vayan a un sitio al que le tengan que atender, vayan con un hombre y verán que te van a ignorar y van a hablarle al hombre, no a ti, esto lo hacen hasta mujeres! luego, yo salgo a comer mucho con amigos o mis padres y muchas veces los camareros se sorprenden cuando soy yo la que invito o la que pago y siempre van a cobrarle a los hombres o a mi padre, incluso me enseñan el pulgar como diciendo: qué bien una mujer que paga! hola? nunca verás a nadie felicitar a un hombre por invitar o pagar, porque claro, es lo ”normal”, así podría decir mil cosas pero no quiero alargarme…
    Como dices no es culpa de nadie, sino de esterotipos y cosas que marca la sociedad tan estúpida en la que vivimos. Yo pronto me voy a vivir sola y nadie a mi alrededor entiende por qué quiero independizarme, todos en mi familia me dicen que para qué, que mejor me quede con mis padres y claro, sólo me vaya cuando encuentre pareja para vivir con ella, porque por lo visto las mujeres no podemos vivir solas ni hacer nada por nosotras mismas… y todo lo que hagamos tiene que ser por influencia de alguien más, nuestra familia, la pareja… por eso muchos ven raro que una mujer quiera ocuparse de ella misma, se supone que tenemos que olvidarnos de nosotras mismas y encargarnos de los demás, en cambio a mi hermano no paran de decirle que a ver cuándo se va a ir. Un amigo me dijo que para un hombre vivir con sus papás era patético pero que para una mujer no era tan malo… veeenga ya.
    La verdad es que a mí siempre me han querido sobreproteger por ser chica pero yo siempre he sido muy autodidacta e independiente, sé arreglar un coche, una moto, hacer bricolaje… y hacer cosas que se consideran de hombres, más que nada porque no me gusta depender de nadie y creo que un adulto debería saber cuidar de sí mismo.
    Yo sé que mis padres no lo hacen con mala intención, ni mi familia… pero a veces me enfado porque me tratan como una niña o como si fuese inútil por ser mujer, todos a mi alrededor no paran de lanzarme frases como intentando convencerme de no irme y de no vivir sola, incluso llegó a decirme mi madre que ella iba conmigo, que qué iba a hacer yo sola, ni que fuera tonta!!
    He llegado a un punto de mi vida donde ya no necesito ni quiero gente a mi alrededor que me hagan sentir débil o dependiente, quiero personas que respeten mi independencia y me animen a ser fuerte, no a ser débil ni a depender de nadie.
    La verdad es que no puedo esperar a vivir sola, tener mi libertad, mi propia casa! estoy muy ilusionada y claro que es triste dejar mi casa y a mis papás pero la felicidad de ser independiente a pesar de que a partir de ahora mi vida será más complicada, es mucho mayor jaja y prefiero una vida algo complicadilla, la vida simple no me motiva y acabo aburrida, necesita retos 😛

  6. Dámaris dice:

    Ojalá hubiera encontrado tu sitio cuando estaba en proceso de salir de casa de mis papas para independizarme. Muchas de las cosas que has escrito, incluyendo esta me sucedieron y justo me preguntaba “habrá alguien que ya haya pasado por esto? Que me cuente?” Y pues ya veo que si! Gracias x compartir!

    1. Gracias a ti por llegar aquí, nunca es demasiado tarde 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *