Independizarse,Viviendo sola

Las cosas no chidas de rentar un depa… o el porqué quizá ya deberíamos comprar.

Honestamente aún no estoy preparada para comprar mi propio depa, necesito ahorrar mucho y, la verdad, por ahora prefiero gastar mi lana en viajar, ya saben, eso de crear experiencias. Claro, esa es mi prioridad en los próximos años. Más adelante, no sé.

 

Desde que comencé a rentar siempre he sido de la idea que tiene muchas ventajas y, por supuesto, que las sostengo. Pero ahora que estoy a unos meses de dejar el segundo depa en el que he vivido para comenzar la búsqueda de un tercer (en otra entrada les cuento de esto), me he percatado que tiene varias “desventajas” con las cuáles ya no me gustaría toparme, por ejemplo:

 

Buscar. Conozco a mucha gente a la que le gusta buscar depas, ir a visitarlos y demás. A mí no. Me molesta tener que estar busque y busque para desilusionarme una vez tras otra. Además, me desespero mucho, siempre espero que el primero sea el bueno y pues, obvio, no es así.

 

Mudanza. ¡No, por favor! No me hagan empacar oooootra vez y acomodar oooootra vez.

 

Deshacerte de cosas. Como cada depa es diferente, hay muebles que ya no caben, entonces tienes que venderlas o regalarlas. Yo estoy pensando qué hacer con el comedor que compré para la terraza gigante que ahora tengo.

 

Decoración. Me encantaría poder hacerle al depa cuanta cosa quiera, sigo con las ganas de poner viniles en la pared; pero cuando pienso en que en cierto tiempo me tengo que ir, se me pasa…

 

Adaptarte. Mi primer depa fue perfecto para mí, con el espacio que necesitaba… aunque después odié el pequeñísimo clóset. En el que estoy ahora me gusta su tamaño, el clóset que tengo… pero la zona y algunos vecinos ya empiezan a molestarme. Y así, así va uno por la vida de depa en depa. Aunque también pienso: “¿qué pasa si compro y después no me gusta?”, la opción de mudarme no es tan simple.

 

Pero bueno, como aún no quiero ni puedo comprar mi propio depa, tendré que aprender a lidiar con esto que, después de todo, tampoco es tan complicado.

 

Cuéntame cuáles son para ti las desventajas de rentar depa.

 

FOTO

(2) Comentarios

  1. […] En fin, prometo no dejar que esta próxima mudanza nuble la emoción de llegara un nuevo lugar. […]

  2. […] creo que comprar tu propia casa tiene muchos beneficios, de hecho, alguna vez les conté de eso en esta entrada. Jamás he creído que rentar toda la vida sea mi plan, pero tampoco me la vivo pensando en ya […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *