Viviendo sola

¿Qué pensará mi papá de mi vida independiente?

Hace 3 años y medio mi papá falleció, después de varios años de luchar contra el cáncer, como en todo, sólo pudo haber un ganador. En mis cabeza los 25 eran una edad ideal para independizarme y cada que tocaba ese tema con mi papá terminábamos peleando horrible, él no quería que me fuera; aunque nunca supe porque, pero quizá ahora tenga un poco más de idea.

 

El punto es que, me he dado cuenta de lo mucho que aprendí de él para esta etapa de independencia. Muchas de esas cosas fueron de manera indirecta, la realidad es que siempre he sido observadora, aprendo más de lo que veo que en ocasiones preguntando.

 

Me hubiera gustado que estuviera más tiempo, mucho más tiempo conmigo.

 

Que fuera él quien me ayudara a hacer las perforaciones en la pared para poner las repisas.

 

Que me resolviera la duda con mi voiler en lugar de llamar al experto.

 

Que me ayudara a bajar las cajas por cuatro pisos y luego subirlas otros cuatro.

 

Que me dijera que si no prendía la estufa, era porque no había abierto la llave del gas.

 

Y muchas cosas más, honestamente, habría sido increíble que pudiera acompañarme en este cambio tan grande, tan importante y que tanto miedo nos daba. Porque estoy segura que si por algo le enojaba hablar del tema, era por eso, por su preocupación. Si hubiéramos sabido que el miedo era eso que teníamos en común, muchas discusiones no tendrían que haber suceder.

 

Por que sí, soy más parecida a mi papá de lo que pensaba -aunque físicamente soy 100% mi mamá-, él era muy puntual. Yo lo soy. Él era ordenado, yo lo soy también. Aunque parecía que no era muy sociable, le gustaba estar rodeado de gente, de la familia más que otra cosa. No sabía mucho de cocina, pero le inventaba, lo mismo hago yo.

 

Hoy me gustaría que viera como aprendí a usar el taladro, como cambié por primera vez una llanta sin que nadie me ayudara (con el miedo de que el gato estuviera mal puesto y se azotara el coche, pero no pasó), como he podido llenar mi depa poco a poco de muebles bonitos (quizá ambos nos imaginábamos que dormiría en el piso, comería sopas instantáneas y viviría la vida loca, ¡pero no!) y demás pequeños logros que he podido sumar.

 

 

 

ILUSTRACIÓN

 

(12) Comentarios

  1. Sandra dice:

    Fab! que bonito post! y a pesar de que mi papá vive, su manera de demostrarme que le daba miedo mi decisión fue justamente esa, no me ayudó con la mudanza, ni me puso mi clóset y conoció el depa meses después, primero me sentí triste pero después entendí que para los papás nunca somos lo suficientemente “grandes” o “adultos”.

    Después de un tiempo me confesó que le daba miedo que no pudiera, o verme vulnerable regresando a casa, eso no ha pasado después de casi dos años, yo solo le dije que quería demostrarle que había hecho un buen trabajo, tanto que podía ser independiente. Lo entendió.

    así que indudablemente donde quiera que tu papá se encuentre esta muy orgullo de tí, de lo que has logrado, y seguramente dice: Que buen trabajo hice!

    te mando un abrazo!!

    1. depadesoltera dice:

      Qué linda, Sandra! Muchas gracias por escribir y compartir tu experiencia, te mando muchos abrazos!

  2. Verónica Reyes dice:

    Hola Fabi¡

    Tu artículo de hoy me ha llegado al corazón. A pesar de mis 36 años y 8 de vivir independiente, me sigo asombrando de lo que podemos lograr, compartir todas esas experiencias (algunos dirían “nimiedades”), pero las mas valiosas para uno con el mejor hombre del mundo (mi padre y el de cada una de nosotras), ha sido lo mejor y gracias a Dios lo sigo haciendo. Estoy segura que tu papá, estaría muy orgulloso de ti y de todos los logros que has obtenido y compartido con nosotras tus lectoras. Nuevamente gracias por seguir compartiendo con nosotras, recibe un fuerte abrazo desde Villahermosa. Cuídate mucho. Saludos.

    1. depadesoltera dice:

      Gracias, Vero! Te mando otro abrazo de vuelta 😘

  3. Lizeth dice:

    Justo me desperté hoy con un pensamiento similar, que pensaría mi abuelita de mis intenciones de independizarme, si cada que tocaba el tema se negaba , quisiera pensar que entendería mis razones y me apoyaria, ella también falleció de cáncer como tú papá, lo cual me hace pensar que le faltó tiempo para verme aplicar sus enseñanzas y todo lo que tú describes.

  4. Mimis dice:

    Hay mujer, me pusiste a pensar! Esa pregunta me la he hecho varias veces, yo tambien perdí a mi papá a causa del cáncer hace 10 años y hace 11 que vivo sola.
    Yo salí de mi casa no tanto por gusto sino por necesidad de trabajo, él fue el primero en apoyarme, mi primera renta la pago él.
    Cuando pienso es como sería si estuviera, estoy segura que hubiera estado en las 4 veces que me he mudado de depa, arreglaría los desperfectos del boiler, la estufa, la plancha y lo mejor vendría cuando le dijera lo que he podido arreglar gracias a las veces que lo vi hacer las chambitas en casa.
    No lo pude escuchar, pero mi hermano me platico que dijo que por mi no se preocupaba porque sabía que ya me había enseñado el camino y ahí sigo.

    1. depadesoltera dice:

      Qué bonito!!! Te mando mucho abrazos 😘

  5. Dany Balderrama dice:

    Fabi:
    Tu post me hizo llorar. Yo también salí de casa cuando tenía 25, y comunicarle mi decisión a mi papá fue lo mas difícil de todo; Él lloró, yo lloré, nos abrazamos y me dijo algo que nunca voy a olvidar: “Hija, esta siempre va a ser tu casa para cuando quieras volver, aunque yo sé que nunca vas a regresar”.

    La mejor forma que tuvieron papá y mamá de demostrarme que confiaban en mi decisión, fue acompañarme a comprar cosas para mi pequeño hogar y regalándome ellos mismos cosas que iba a necesitar y hasta ayudándome con la mudanza. A pesar de que mi decisión era muy firme, al principio si me hacía pasita el corazón cuando iba a visitarlos a su casa.

    Besos.

    1. depadesoltera dice:

      Awwww… que bonito!!! ❤️❤️❤️

  6. karla narvaez dice:

    Yo estoy viviendo lo.que comentas con mis padres… tengo 25 años y cada que hablo de independizarme es comenzar una discusion sin fin con ellos, y muchas veces me callo para no crear esas discusiones incomodas pero mi deseo de independizarme y poner en practica todo lo que me.han enseñado.no desaparece, habia dicho que mi limite era este año no se si sea bueno posponerlo unos 6 meses mas y tratar el tema nuevamente con mis padres. Sinceramente tu blog y tus publicaciones me han parecido muy buenas enseñanzas seguro que tu padre esta muy orgulloso de ti y todos tus logros! Gracias por compartir tus vivencias

  7. Nila dice:

    Yo recuerdo bien cuando salí de casa; tenía apenas 18 años … los primero meses viví con familiares, después en una casa de estudiantes (dónde obviamente compartías todo y apenas y podía pagarlo), después entre varias compartíamos depa (eramos hasta 6 niñas en un depa de 2 cuartos) y luego sólo lo compartía con una amiga, que más que mi amiga es como mi hermana (vivimos juntos cerca de 5 años); hoy vivo con una amiga del trabajo pero por motivos personales se irá del depa y yo me quedo…Hoy, hoy tengo 25 años (tiene no más de 2 semanas que los cumplí) y me llena de emoción intentarlo sola por completo por primera vez y cuando leí tu post me dieron ganas de llorar… mi papá me enseño a usa un taladro y me regalo uno y es de las primeras cosas que empacaba cada vez que me tenía que mudar; mis papas viven n provincia y yo en CDMX y al principio les costo demasiado aceptar que me iba de casa y que además estariamos lejos…fue difícil, es difícil y lo seguirá siendo pero es la mejor aventura que he tenido en la vida…ahora mis papás me visitan y me siguen enseñando cosas y yo siempre espero con ansias que tengan oportunidad de venir a visitarme….

    Me gusta mucho tu blog y la verdad desde hace muuucho tiempo unos de mis sueños es escribir uno…

    Ojalá y así como tener una depa de ensueño, escribir un blog también se convierta en realidad… <3

  8. Meredith dice:

    Estoy por mudarme y justamente lo mas dificil al menos para mi es comunicarselo a mi papa, y el no saber como lo tomara, pero ya es tiempo de volar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *