¿Quieres rentar tu primer departamento? ¡Te comparto una guía completa!

Si estás ya casi convencida por rentar un departamento, sola o compartido, esta info que encontré en Metroscubicos te servirá muchísimo.

 

El primer paso

La mayoría de los jóvenes no tienen la información necesaria para comenzar la búsqueda de un departamento que satisfaga sus necesidades. Sin embargo, el primer paso es analizar a conciencia si tendrán la capacidad económica para adquirir el compromiso, que en la mayoría de los casos durará mínimo un año.

Después de hacer cuentas y que no habrá problema para cubrir la renta mensual, ahora hay que revisar en diferentes publicaciones electrónicas o impresas la oferta inmobiliaria que hay en la zona donde quieren arrendar. Si es cerca de una universidad, tal vez existan otras personas que también están buscando un lugar para vivir, en este caso convendría compartir el inmueble, con la posibilidad de que la renta sea menor que si la pagara una sola persona.

Es necesario tomar en cuenta los servicios que hay en los alrededores del inmueble; es decir, transporte público, tiendas de autoservicio, plazas comerciales, centros de entretenimiento, gimnasios, entre otros.

Una zona que cuenta con la mayoría de los servicios representarán un ahorro en la economía, ya que ayudará a gastar menos en traslados.

También hay familias o propietarios que rentan alguna habitación de su casa, este caso podría ser de gran ayuda si es que residirás en una colonia o delegación que no conoces bien. Podrías obtener muchos consejos sobre cómo transportarte, qué comer, dónde comprar, etcétera.

Los requisitos

Toma en cuenta que la mayoría de los arrendadores o agencias inmobiliarias pedirán cubrir los siguientes requisitos:

– Información general del solicitante

– Lugar actual de residencia

– Domicilio de trabajo y/o centro de estudios

– Referencias familiares y/o bancarias

– Un fiador propietario de un bien raíz

– Depósito (un mes del precio de la renta)

Como arrendatario joven, uno de los requisitos más importantes para rentar es contar con un fiador que sea propietario de un bien raíz, comúnmente llamado aval.

Según Carlos Rivera, director general de AC Bienes Raíces, en caso de no contar con un fiador en la ciudad donde deseas rentar, también existe la posibilidad de contar con un aval que tenga una propiedad en otra parte de México.

Otra opción si no tienes aval, es contratar una fianza de arrendamiento

El siguiente paso

Recuerda que el contrato de renta es un compromiso que adquieres por un tiempo determinado. Cumple en tiempo y forma con tus pagos, tal vez es algo que ya has escuchado, pero no de más mencionarlo.

Procura asesorarte con un especialista para revisar cada una de las cláusulas del contrato, ya que las agencias de bienes raíces tienen derecho a obligarte a desocupar un inmueble en caso que tu comportamiento perturbe constantemente la tranquilidad de tus vecinos. Si llegase a ocurrir lo anterior, tendrías que comenzar desde cero la búsqueda de otro espacio para rentar.

Nuestras recomendaciones

– Entiende al casero, recuerda que estás rentando un espacio del cual no eres propietario.

– Paga puntualmente tu renta.

– Rentar con amigos o compañeros de la universidad o el trabajo te permitirá dividir el costo de la renta y por ende un beneficio económico.

Recuerda que todas las propiedades tienden a elevar su valor comercial, es decir, su plusvalía. Por ello el valor de la renta del inmueble se elevará año con año.

¿Qué tal? ¿Ahora sí ya estás lista para rentar tu primer departamento?

 

INTO: Metrocubicos

FOTO

Entradas creadas 463

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba