RECETA: Alitas de pollo picositas… ¡para chuparse los dedos -literal-!

Soy la más feliz comiendo alitas de pollo, recuerdo que en un viaje a Cancún, al que iba con una gran amiga mía -y en ese entonces yo era muy amargada/negativa/quejumbrosa- me hizo notar que siempre me la pasé diciendo “me choca bla, odio esto, que horror equis”… hasta que llegamos al restaurante y pedimos alitas: “¡Amo las alitas!”, mi amiga volteó a verme y me dijo “es la primera vez que dices que algo te gusta”, jajaja. #oops

 

Estoy segura que a muchas de ustedes también les gustan pero si nunca se han aventado a prepararlas, les comparto esta sencilla receta:

 

Ingredientes

(Esta porción esta calculada para 1 persona)

6 alitas de pollo limpias y lavadas

Sal al gusto

Pimienta al gusto

1 litro de aceite de maíz

½ taza de Salsa para Alitas Extra picante Búfalo

 

Modo de elaboración:

  • Corta las alitas en 3 partes, teniendo cuidado de cortar justamente en las uniones.
  • Coloca las alitas en un molde y sazona con sal y pimienta.
  • Vierte aceite en una cacerola, calienta y freír las alitas hasta que doren. Aproximadamente 12 minutos a fuego medio.
  • Una vez doradas las alitas, retirar del fuego, ponlas en papel absorbente y posteriormente en un bowl.
  • Mezcla las alitas con la salsa Búfalo.
  • Colócalas en una charola para horno y hornea a 180°C durante 10 minutos.
  • Sirve y comer calientes

 

Tip: Se pueden acompañar con aderezo de queso azul y vegetales cortados en juliana.

 

Entradas creadas 471

3 pensamientos en “RECETA: Alitas de pollo picositas… ¡para chuparse los dedos -literal-!

  1. Fab, quiero que sepas que amo tu blog y este fin las preparé, me quedaron buenísimas, neta que la próxima vez que quiera botanear alitas las preparo en casa mil veces antes que pensar en salir 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba