Viviendo sola

Si te van a visitar en el depa, que al menos sepan que se vale y que no… digo.

Todas, toooodas alguna vez hemos ido a visitar a alguien a su casa pero, ¿cuántas veces te has preguntado si has sido de esas visitas que dan gusto que regreses?, ¿y si fuiste todo lo contrario? Checa estas 10 reglas para ser la amiga que todos esperan que llegue a tocar la puerta…

 

1. Se vale pedir asilo una que otra vez, quizá después del antro es más fácil que llegues a casa de la amiga que vive sola o con roomies… pero o está padre que ya lo agarres de cada fin de semana.

 

2. Tu amiga es bien buena onda y te deja quedar en su cama o la que tiene en la otra recámara a pasar la noche, no seas mala onda y ten el bonito detalle de tender la cama al levantarte. Ten por seguro que no le molestará invitarte a quedar las próximas veces.

 

3. Cuando una chica vive sola, muy pocas veces tiene el refri bien surtido, y no porque no compre comida, sino, porque sus porciones son pequeñas y para una sola persona. Si vas a pasar a visitarla, no esperes a que te prepare algo, ten la iniciativa de proponerle pedir a domicilio o, si de plano puede hacer algo porque improvisa con las latas de atún en la despensa, la próxima vez llega con una pizza. Sería padre, ¿no?

 

4. Pongamos que pasaste a visitarla y te invito a desayunar, comer o cenar, un buen gesto es ofrecerte a lavar sus trastos sucios.

 

5. Si fumas, siempre, antes de siquiera sacar el cigarro pregunta si puedes fumar dentro o dónde podría hacerlo.

 

6. Si te invitan a una fiesta al depa y quieres llevar acompañante pregunta antes de hacerlo.

 

7. No porque tu amiga viva sola significa que siempre pondrá la casa para la fiesta, así que no te ofendas si dice que no.

 

8. Pero si puso su casa y todos la pasaron bien y además pudieron quedarse a dormir, échenle la mano con la limpieza o cooperen para pagarle a alguien que lo haga.

 

9. Si rompes algo, ten el gesto de pagárselo, ya si tu amiga te dice que no, ¡pues te salvaste! Jaja 😛

 

10. Ofrécete a hacerle compañía, tú mejor que nadie la conoce, así que puedes saber si le hace falta pasar todo un fin de semana comiendo palomitas, pizza y viendo series.

 

Vivir sola no es imposible, pero muchas veces, por gastos que no esperabas o porque simplemente te quedaste corta, el dinero ya no te alcanza; no demos por hecho que quien vive sola es porque le sobra quincena o sus papás la ayudan. Acá entre nos, una chica independiente lucha por aprender a administrarse y lo logra; por eso cuando las cosas se salen de control odia admitir que está mal. Así que, hay que portarnos bonito como visitas, ¿no?

 

Obvio, comparte esto en tu muro, muy posiblemente necesites que alguien aprenda un poco. #TúSabesQuiénEres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *