Sí se puede.,Viviendo sola

Los 10 miedos al vivir sola… (parte 1)

Ayer les preguntaba sobre el miedo a vivir sola o lo peor que puede pasarte estando ya en tu depa, esto fue lo que me respondieron:

1. La soledad

Es inevitable, pero no necesariamente malo. Sentirte sola es normal después de estar años acompañada todos los días, pero ese sentimiento es el recordatorio de tu alcanzada independencia, por eso, cuando te sientas así, haz una llamada, un video chat o ve a casa de tus papás, el estar físicamente sola, no significa que realmente lo estas.

2. Hacer de comer o evitar tirar la comida

Muy común al principio, yo te recomiendo tres cosas; la primera compra poquito; la segunda, cocina lo que puedas en un solo día y guárdarlo en tópers, así tendrás preparado para la semana y, tres, haz puré de lo que puedas, por ejemplo, si el jitomate se te hace feo siempre, muélelo y guárdalo en frascos.

3. Llegar a casa y que nadie esté esperándote

Sí, no les voy a mentir, a veces es difícil saber que quieres que te apapachen y te hagan algo rico de cenar y pues… tienes que hacerte tú y comerlo sola. Pero con el paso de los días empiezas a disfrutar la tranquilidad de tu depa, el silencio y toooodo el espacio que tienes para disfrutarte.

4. Aprender a estar sola

Habrá días en que tu plan será estar en tu depa porque tus amigos no están disponibles, tus papás saldrán de viaje o no tienes lana para salir a darte la vuelta. ¡Aprovecha para apapacharte! Regálate una tarde de películas, series o manicure. Estar sola no es tan malo como se escucha, si encuentras las actividades perfectas para divertirte, nada puede salir mal.

5. Se termine el dinero

Dos cosas: ahorrar y administrarse. Para que no pases por esto, cada quincena guarda cierta cantidad ¡y no la uses! Este ahorro será para casos realmente de emergencia, por si tienes que ir al médico, se te terminó la comida y no tienes nada que comer, etc. Es muy importante que lo hagas. Recuerda administrar bien tus gastos, anota lo que compras, cuánto dinero tienes, cuánto puedes gastar, administrarte te quitará esta preocupación.

6. Enfermarme

Primero lo primero, ¡arma tu botiquín! No esperes a estar enferma para tener que salir con todo y pijama a buscar medicinas, ten a la mano el teléfono de un doctor de confianza y hasta de una farmacia a domicilio.

7. La inseguridad

Este es un tema muy importante, para empezar, la zona en que decidas vivir tiene que ser segura en lo posible, sabemos que hay inseguridad en todos lados, pero en unos más que en otros. Checa estas recomendaciones que publiqué en mi columna de la Revista Veintitantos.

8. No tener tiempo de ver a tus papás

Quizá te fuiste a vivir muy lejos y estudias o trabajas, por lo que el tiempo que tienes de verlo es muy poco (como es mi caso), pero planea pasar unos días con ellos, aparta días del mes que los dedicarás a alguna actividad que los incluya, invítalos a quedarse en tu depa, llévalos a cenar; si de plano la distancia los tiene a horas de vuelo separados, empieza a cenar con ellos mientras platican por Skype, es hasta divertido.

9. Limpiar, cocinar, lavar, planchar y todo lo que termine en ar… 

Esto sí es inevitable, todas en algún momento lo tenemos que hacer; sobre todo los primeros días en que no sabes si te alcanzara el dinero para pagarle a alguien. Si no quieres pasar tus fines de semana de Cenicienta, sé ordenada, lava siempre los trastes, limpia entre semana poco a poco, por ejemplo: el lunes sacudes, al martes barres, el miércoles aspiras, etc., así mantendrás impecable tu casa con solo 20 minutos diarios. Procura cocinar un día para tres, los guardas en un recipiente y vas sirviéndolo según lo requieras. ¡Te juro que no es difícil! Y te lo digo yo, que en mi casa no lavaba, no planchaba y muy pocas veces cocinaba.

10.  Terminar regresando con tus papás

Una vez que alcanzaste la independencia, no hay mayor terror que tener que regresar. ¡Pero tranquila! No a todos nos sale a la primera. Esfuérzate porque eso no pase, ahorra, ¡siempre ahorra! Esto te va a salvar de regresar incluso si te quedas sin trabajo, no dejes de AHORRAR, ¡en serio! Y ahora, tampoco lo veas como que regresar es un fracaso, mejor siéntete tranquila al saber que si algo no sale como querías o esperabas, siempre tendrás el nido de tus papás para cobijarte.

 

Y así como estos hay muchos más, pero todos se superan. Cuando estás ahí, cuando tienes que hacerlo, lo haces. Es como aventarse del bungy, tatuarse o saltar en paracaídas. No pasa nada 🙂

 

 

 

(FOTO: El Diario de Bridget Jones, 2001, Miramax Film)

(2) Comentarios

  1. […] roomies (O no)  ahora quieres vivir completamente sola… y ¡claro que puedes! Supera tus miedos , prepárate y disfruta de una nueva etapa en tu vida […]

  2. […] te da miedo vivir sola?”,… WHAAAAAAAT?? Si de verdad quieren saber cuáles son los miedos de la independencia, lean […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *