Adminístrate,Ahorro,Pagos,Viviendo sola

Ahorros chiquitos que terminan enormes.

Cuando te mudas hay muchos gastos que de poquito en poquito se hacen muchito, pon mucha atención en que se te puede ir dinero que podrías usar para otras cosas:

* Mudanza: Insisto, a mí parecen poco económicas. Consigue una camioneta con algún conocido; para mi buena suerte, el hermano de una de mis mejores amigas pudo prestarme una, así que sólo me queda buscar brazos fuertes y buena onda que acepten como pago una chela. Bueno y darle para el chesco al chofer.

Si de plano no consigues ninguna prestada, cotiza hasta encontrar la más barata, ve la manera de buscar quien te cargue las cosas (amigos, novio, familia) y así sólo pagarás el traslado.

* Cuando contrates algún servicio como cable e internet, échales un ojo a las promociones y mensualidades, compara y ¡siempre! negocia la instalación; a lo mejor no te sale gratis, pero un descuento no le cae mal a nadie.

* ¿Tienes tarjeta de crédito? checa la posibilidad de cubrir algunos gastos con ella, ¿el beneficio? en ciertos servicios te descuentan hasta $50 por hacer tu pago así.

* Saca copias de tus llaves en cuanto puedas. Es más barato un juego de llaves que un cerrajero, por eso del extravío. (Bueno, para mí si aplica ¬¬)

Analiza todos esos gastos que puedes reducir, ¡te juro que se siente el ahorro!

(1) Comentario

  1. […] lo más que puedas los gastos que parecen nada y al final del mes si los sumas son un montón; detente un poco, toma un lápiz y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *